OKI informa que, con efecto desde octubre de 2015, la División de Consumibles de OKI Europe ha introducido nuevas medidas de seguridad en los embalajes de sus suministros en un paso más en la lucha contra la falsificación de consumibles, una situación que está afectando cada vez más a la industria de la impresión. Por eso, OKI está intentando combatir este problema, ya que los consumibles falsificados al final, pueden acabar costando el doble, además de provocar otros costes ocultos: reimpresión, tiempo de espera… y en definitiva, más interrupciones en el trabajo y el deterioro de la máquina.

Las nuevas medidas de seguridad incluyen un nuevo holograma en los embalajes de los cartuchos de tóner y cinta para que los usuarios puedan comprobar la autenticidad de sus consumibles. De esta manera, OKI hace que la comprobación de autenticidad sea tan fácil como mirar en la caja.

La característica clave de seguridad de este holograma es una serie de imágenes alternas que están diseñadas para cumplir con criterios específicos cuando el holograma se gira. Si las imágenes no cumplen con los requisitos, el usuario puede buscar más ayuda en la web de OKI mediante la introducción de un código único de 12 dígitos que se incorpora al holograma, donde se le proporcionará una serie de indicaciones para confirmar la autenticidad del producto.

Con esta iniciativa, OKI pretende demostrar un firme compromiso con sus distribuidores de cara a proteger su mercado de consumibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.