“banner

Al día, son diversas las innovaciones que se han desarrollado para mejorar la calidad de vida de diversas personas; y entre ellas, las relacionadas con la salud visual.

En este sentido, vale hacer referencia al ojo biónico, propuesta tecnológica cuya evolución ha comenzado a ponerse de manifiesto.

Y es que además de Argus II, desarrollado por una compañía estadounidense y que devolvió parte de la visión a una cordobesa de 62 años de edad, es menester citar a un ejemplar desarrollado a través de la Universidad de Monash, en Clayton, que permitiría la recreación del sistema ocular casi en su totalidad.

Según informa New Scientist, los artífices de esta idea trabajan en devolver la vista a personas invidentes utilizando una cámara montada en un par de gafas, con la que se podrá enviar información directamente al cerebro para más tarde ser procesada, sin que tenga que intervenir el sistema visual.

“Se trata de implantar 11 pequeñas teselas, cada una con 43 electrodos que se conectan en las áreas del cerebro relacionadas con la visión. Esto, genera que tras la estimulación de estas zonas, las personas puedan percibir pequeños destellos de luz”, reseña la publicación, en la que además se menciona que Arthur Lowery, responsable de la investigación, explica que no sería necesario un globo ocular en absoluto, en cambio, estima que cada electrodo proporcione un pixel y con este procedimiento se podría llegar a un máximo de 500 píxeles, con lo que se conseguiría una imagen simple.

Ahora bien, la figura de la cámara en todo esto radica en que las imágenes recogidas en ella se envían a un procesador de bolsillo que se encargará de procesarlas.

Para hacerse a una idea, sólo harían falta puntos para recrear una cara, cuando un ojo normal cuenta con una resolución de 1 a 2 millones de píxeles. Esto no haría que se consiguiera una visión tan precisa, pero sí hará que se restauren los elementos básicos de la vista (…) El procesador es como un dibujante; tiene que representar a una situación compleja con un mínimo de información.

De la misma manera, se ha conocido que los voluntarios que se someterán a la intervención –el primero de ellos, en 2016- han perdido la vista recientemente, por cuando este sistema no permitiría que una persona invidente de nacimiento recuperara la visión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.