El libro electrónico ha revolucionado nuestra forma de leer y de relacionarnos con los libros. Ofrece una gran cantidad de ventajas frente a los de formato papel, por eso no es de extrañar que los grandes amantes de la lectura se hayan pasado también a este formato. No obstante, hay que tener en cuenta que no todos son iguales. Por ese motivo hemos hecho esta guía, para que sepas en qué tienes que fijarte a la hora de elegir el mejor libro electrónico.

Cuando comenzaron a salir al mercado los primeros libros electrónicos había mucho escepticismo al respecto (fue en 1971, cuando Michael Hart comenzó su Proyecto Gutenberg). Poco a poco fueron conquistando a los lectores, y hoy día son un imprescindible para muchos. No hay que verlo como un sustituto del libro tradicional, sino más bien como un complemento que nos facilita mucho la lectura.

Los libros electrónicos han alcanzado el éxito gracias a que se pueden llevar a todas partes, entran cientos de libros que podemos descargar cuando queramos, e incluso muchos de ellos gratis.

Algunos cuentan con características como luz integrada, resistencia al agua y pantalla que no daña a la vista. Hay muchos modelos con todo tipo de posibilidades. Sin embargo, hay características que no puedes dejar pasar si quieres elegir un buen libro electrónico adaptado a tus necesidades.

Pantalla del libro electrónico

La pantalla de un libro electrónico es la parte fundamental, ya que a través de ella vamos a leer todo lo que queramos. El tamaño que tenga es importante, pero no lo es todo, hay otras características en las que debemos de fijarnos, como por ejemplo:

La resolución, es conveniente que al menos supere las 6 pulgadas y los 800 x 600 píxeles. Esto hará que a la hora de leer contemos con una mejor nitidez y se vea todo mucho más claro.

Calidad y brillo, se pueden ver modelos con pantalla LCD, aunque lo mejor suele ser optar por una de tinta electrónica. La iluminación es menos fuerte y natural, y así nuestros ojos se pueden adaptar con mayor facilidad.

Con iluminación integrada, es mucho mejor que los paneles LCD (ya que esta luz se proyecta directamente en nuestros ojos). Si te gusta leer de noche cuando vas a la cama, lo conveniente es que la luz esté integrada, o que cuente con una iluminación LED. De esta forma reducirás la fatiga visual.

Pantalla de libro electrónico
Pantalla de libro electrónico

Formatos que admite

Es importante que el libro electrónico permita leer la mayor cantidad de formatos posibles, así no tendrás problemas cuando te descargues uno. Los formatos más habituales son: PDF, MOBI, PRC, HTML, DOC, PNG o BMP, DOCX, JPEG, GIF, AZW3, AZW, TXT, PDF, EPUB, entre otros. Aunque si alguno de estos formatos no lo puede leer tampoco es nada grave, se pueden convertir los formatos con algunos softwares como Calibre.

Otro aspecto muy a tener en cuenta para la compatibilidad es el DRM, que es el sistema de protección incorporado. Por ejemplo, los eBooks con DMR de Amazon solo son compatibles con Kindle y no con otros modelos de libros electrónicos. La mayoría son compatibles con todos los DMR, pero antes de comprar un eBook es importante fijarse.

Batería

Resulta obvio pensar que lo mejor es que tenga la mayor autonomía posible, pero esto también es algo que hace que el precio aumente. Debes de considerar si esto es algo imprescindible para ti o no. Lo interesante es que la mayoría tienen una gran autonomía de hasta 4 semanas, que puede disminuir considerablemente si hacemos habitualmente uso del WiFi o el 3G para navegar y descargar los archivos. Una batería con 3.000 mAh o más es lo recomendado.

Tamaño y peso

Si te la vas a llevar a todas partes lo recomendable es que tu libro electrónico sea lo más ligero posible. Aunque esto va en relación también a las medidas de la pantalla. El peso más conveniente se encuentra entre los 180 y 240 gramos.

Conectividad

Hay modelos que solo cuentan con el USB para descargar los libros directamente desde el ordenador. Si quieres algo más avanzado para descargar tus libros donde quieras sin tener que estar dependiendo de otro dispositivo, lo recomendado es que cuente con conexión WiFi, 3G o con LTE (tecnología de banda ancha con transmisión de datos de alta velocidad).

Resistencia al agua

Si usas tu libro electrónico en todas partes, incluido cuando vas a la playa, a la piscina, al río o al lago, seguramente te va a interesar que sea resistente al agua. Al igual que con los móviles, estos dispositivos también cuentan con un grado de protección IP. Si la segunda cifra contiene un 7 o superior, significa que nuestro libro electrónico tolera bien cualquier accidente acuático.

Estas son algunas de las consideraciones que debes tener en cuenta antes de decidirte por un libro electrónico. Además, ten presente siempre su calidad precio. Ya que el hecho de tener unas buenas características no significa que tenga que subirse mucho de precio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.