BANNER CECOTEC

Suena bastante irónico decir que los móviles pronto ya no servirán para hacer llamadas, sobre todo si consideramos que esa era precisamente su única función cuando salieron los primeros modelos al mercado. Pero con el avance de la tecnología, las funciones de estos dispositivos móviles se han diversificado tanto que las llamadas han pasado a un segundo plano.

Hoy día cuando nos preguntamos para qué usamos el móvil, las posibles respuestas son numerosas. En el pasado las personas quizá habrían dicho que “para hablar, mandar mensajes y para jugar a la serpiente”, pero en esta década diríamos que para usar aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, BBM o Line, redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, para hacer fotos, para escribir mails y casi al final, para hablar.

Los smartphones han revolucionado por completo el uso de los teléfonos móviles y las compañías de telefonía han tenido que basar su negocio en los datos. En el informe Moblity Report realizado por Sony Ericsson se pueden observar las diferentes tendencias en el mundo de la telefonía móvil y uno de los datos más interesantes del trabajo es la predicción de que las llamadas de voces seguirían creciendo.

¿Seguirán creciendo a pesar de todo? Sí, lo harán pero a un ritmo muy lento, y según el estudio, alcanzarán su techo en 2019 y a partir de ahí empezarán a bajar progresivamente. Este aumento, aunque por poco tiempo, se deberá sobre todo al empuje de los países en vías de desarrollo, pero cuando estos dispongan de la tecnología de Internet móvil como la que ya disfrutan muchos en Europa, América y Asia, las llamadas finalmente se desplomarán.

Pero lo que se desplomará es quizá la forma tradicional de hacer llamadas, porque aplicaciones como Viber, Skype y WhatsApp –sus creadores anunciaron que iban a ofrecer llamadas gratuitas a sus usuarios- están trabajando para mejorar sus prestaciones para poder igualar en calidad a las llamadas realizadas con las operadoras.

Con el auge de los smartphones queda claro que el modelo de negocio de las operadoras telefónicas tendrá que decantarse a favor de los datos porque cada vez habrá más gente interesada en comprar gigas que planes con minutos para llamar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.