Desde hace ya un significativo tiempo, te hemos hecho entrega de diversas reseñas interesantísimas acerca de drones. Y es que esta innovación no sólo ha servido para desarrollar opciones en el campo de la seguridad, ocio, esparcimiento u otras áreas, sino que también en la salud.

Muestra de ello, ha sido lo difundido en medios internacionales, afirmando que un grupo de investigadores están haciendo uso de drones en Malasia para saber cómo el Plasmodium knowlesi que es un tipo de parásito de la malaria que contamina principalmente a los monos macacos está afectando también a las personas.

En este sentido, se ha informado que los profesionales de la ciencia involucrados en esta movida, aspiran averiguar la razón de ese contagio con el seguimiento de la interacción del animal con el humano en ese territorio. Todo esto, con la creación de mapas y modelos digitales de las zonas, levantados con imágenes captadas por un dron –en la figura de avión no tripulado- y dispositivos GPS –portados por los residentes y colocados como collar a los macacos-

De la misma manera, se conoció que la preocupación por ejecutar este rastreo se ha generado tras la propagación de ese parásito en familias enteras –incluidos los niños- cuando anteriormente, en la mayoría de las veces, sólo era en adultos que pasaban mucho tiempo en el bosque tras ser picados por mosquitos que previamente se habían alimentado de un mono infectado.

Ojalá se logre el objetivo y sirva como pista de despegue para otras innovaciones de este estilo. ¿Te parece?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.