Los campos de la impresión 3D continúan expandiéndose, y muestra de ello es el terminal que mediante la síntesis de moléculas es capaz de elaborar cualquier medicamento.

La innovación ha germinado en Estados Unidos, específicamente en la Universidad de Illinois, en manos de un grupo de investigadores liderado por el diestro en química Martin Burke.

Según los reportes, además de la celeridad con la que esta impresora 3D podría crear compuestos químicos (en unas pocas horas), otro de sus plus es la posibilidad de producir elementos que nunca habían sido desarrollados por seres humanos.

En lo que respecta a cómo marcha esta máquina, se ha sabido que extrae lo complejo del proceso de síntesis de productos químicos en pasos simplificados para crear bloques separados, a modo de que cada uno de ellos inicie una reacción química capaz de deshacer subproductos y comenzar a crear la molécula a partir de cero.

Vale mencionar que con esta rompedora impresora 3D, hasta los momentos, es posible el desarrollo de medicamentos basados en 14 tipos de moléculas.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.