HP y Ford han unido sus fuerzas para transformar la forma en que la industria del automóvil reutiliza los materiales sobrantes de la fabricación en 3D y aceleran su compromiso sostenible en el sector del automóvil, para hacer realidad el modelo de economía circular. El resultado: un programa pionero en la industria que ayuda a recoger material y piezas impresas en 3D ya utilizadas y las transforma en piezas para vehículos Ford.

Tanto Ford como HP han hecho de la sostenibilidad una prioridad, y a través de esta colaboración se muestra el compromiso de ambas organizaciones a la hora de liderar una revolución sostenible, cosa que en HP impulsan hace mucho tiempo con programas como HP Planet Partners. Entre algunos de los detalles del acuerdo destacan:

  • Los materiales reciclados de las impresoras 3D de HP se están utilizando para fabricar clips de líneas de combustible moldeados por inyección para los camiones Super Duty F-250, que mantienen la misma durabilidad y los estándares de calidad. Ford ya ha identificado otros 10 clips de líneas de combustible en vehículos existentes que ya están preparados para abrazar esta innovación.
  • Estas piezas son más resistentes a los productos químicos y a la humedad que los clips convencionales, son un 7 % más ligeras y permiten un ahorro de 10 % en su producción.
  • Las impresoras 3D de HP están diseñadas para ser muy eficientes, y ya cuentan con sistemas y estructuras que minimizan el exceso de material que generan y reutilizan un mayor porcentaje de los materiales que se introducen en ellas. En colaboración con Ford, que utiliza la tecnología de impresión 3D de HP en el Centro de Fabricación Avanzada de la compañía, el equipo creó esta solución que es capaz de reducir los residuos en la producción a cero.
  • Esta colaboración ha sido una masterclass sobre resolución rápida de problemas, y es que Ford y HP se unieron rápidamente para definir un tratamiento correcto de los residuos, resolver los retos técnicos y encontrar una solución satisfactoria en menos de un año.
  • Este programa amplía aún más los beneficios medioambientales de la impresión 3D y muestra cómo la colaboración entre industrias puede dinamizar una nueva economía circular.

Este proceso, el primero de su clase, y no solo representa una colaboración con visión de futuro entre industrias, sino que extiende el impacto sostenible a toda la cadena de valor. Ford y HP realmente entienden que lo que es mejor para el planeta es también lo mejor para el negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.