Lo más común de un usuario de Facebook el día que se convierte en padre es publicar fotos y hacerse con la magia de la palabra escrita para compartir su algarabía, expresar gratitudes y ya está; Mark Zuckerberg, quien recientemente ha vivido la experiencia y como fundador de esa red social, ha seguido el guion, pero de manera muy particular.

Y es que el joven empresario estadounidense, además de anunciar afectivamente a sus amigos y seguidores de Facebook el nacimiento de su primera hija, Max Chan Zuckerberg, reveló que donará el 99% de las acciones de su red social (un estimado de US$42.300 millones) para realizar obras filantrópicas; específicamente, para “avanzar en el potencial humano y promover la igualdad del ser humano”, teniendo como objetivo “el aprendizaje personalizado, la cura de enfermedades, conectar a la gente y construir comunidades fuertes”.

Zuckerberg, cuya fortuna se estima en US$46.800 millones, no ha escatimado en mostrar un interés especial en la próxima generación; y sumado a esto, no quiere que Max crezca en un mundo caótico lleno de desigualdades y desgracias.

Acompañado de una instantánea, en la que aparece él junto a su esposa Priscilla Chan y la pequeña Max, Zuckerberg detalla que el dinero será canalizado por la fundación Chan Zuckerberg, en honor a la niña, y explica que todo es un proyecto a largo plazo junto a grandes decisiones.

Tenemos que pensar en inversiones para los próximos 25, 50 y 100 años. Los grandes retos piden horizontes largos. El pensamiento a corto plazo no permite resolver lo que de verdad importa.
Mark Zuckerberg

Ahora bien, en cuanto al futuro de Facebook, Zuckerberg –de 31 años y hoy día en el peldaño 16 entre las personas más ricas del mundo- ha dejado claro que con su acto de generosidad no pretende afectar a los inversores y que mucho menos tenga un impacto negativo. Por ello, ha diseñado una estrategia basada en que en los próximos tres años no se sacarán más de 1.000 millones anuales hasta llegar a los aproximados 45.000 millones poco a poco.

Filántropo desde hace rato

Ante todo este escenario, es menester reseñar que Mark Zuckerberg ya tiene tiempo ejecutando acciones solidarias. Según reportes, desde sus 26 años de edad ha venido contribuyendo en diversos actos sin ánimo de lucro con donaciones que, en total, han alcanzado los US$1.600 millones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.