El futuro de los smartwatch está en ayudarnos a mejorar nuestra salud. ¿Sabías que los datos recopilados por los smartwatches pueden ayudar a prevenir enfermedades? A ver, que para nadie es un secreto que en la información hay un valioso tesoro, y precisamente una de las funcionalidades que ofrecen los smartwatch es la de monitorizar valores físicos de nuestro día a día.

Y entonces el reto futuro del smartwatch es otro: ¿Qué hacer con los datos que recogen los smartwatch y las pulseras inteligentes? La clave está en lograr procesarlos y analizarlos de tal forma que sean útiles en la prevención de enfermedades. Así, el futuro de los smartwatch está en monitorizar valores que nos ayuden a prevenir enfermedades.

¿Tiene futuro el smartwatch?

Sí, en el iHealth. O así lo parece… Al menos es lo que parece indicar un grupo de científicos de la Universidad de Stanford, en un estudio en el que han publicado cómo han usado datos recogidos por relojes y pulseras inteligentes para determinar la probabilidad de que los usuarios padecieran enfermedades que van desde resfriados hasta diabetes. El futuro de los smartwatch sería, más allá que ser un accesorio de moda, ser una herramienta para cuidar nuestra salud.

No es cuestión de magia, es cuestión de ciencia: Bien sabemos que los sensores de los smartwatches y las pulseras inteligentes recogen datos como temperatura corporal, frecuencia cardíaca, patrones de sueño… ¿Qué hacemos luego con esa información? De momento nos da una idea de cómo dormimos, cuántas calorías quemamos a la hora de hacer deporte, etc… pero el futuro de los smartwatch y las pulseras inteligentes debe ir más allá, y ser capaces de aportar información fiable para predecir patologías y dolencias variadas. Así, el futuro del smartwatch y el futuro del iHealth irían de la mano, ¿no crees?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.