Es bien sabido que la autonomía continúa siendo el dolor de cabeza de las líderes en tecnología de consumo; sin embargo, todo ello podría quedar en la historia gracias a la propuesta de investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO), quienes han conseguido dar un paso adelante en la consecución de la deseada batería de litio y azufre utilizable a gran escala.

Los datos han sido difundidos por la UCO, apuntando además que la batería en cuestión parece ser el acumulador más prometedor en la actualidad. Y es que el prototipo de ésta, duplica la duración de los actuales dispositivos de generación de energía y que ofrece mayor seguridad que los desarrollos hasta ahora alcanzados.

En lo que respecta a las pruebas, de la misma manera se ha conocido que los investigadores emplearon una fuente de iones de litio alternativa en una nanoestructura que combinaba estaño y carbono. Para comprobar si la batería era eficiente, se diseñaron y ensayaron prototipos conjuntamente con la Universidad de Roma La Sapienza.

Los resultados de esta propuesta han sido publicados recientemente en la revista científica Chemical Communications. Esta investigación ha sido financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad, a través de su programa de ayudas para proyectos de investigación fundamental (MAT2011-27110).

Ahora bien, acerca de cómo marcha la batería de litio y azufre, el litio funciona de ánodo, mientras que el azufre toma el papel de cátodo. Para solventar el problema de la conductividad del azufre que actualmente presentan las baterías basadas en este elemento, esto es, para que el movimiento de iones sea fluido en el circuito. Los químicos de la UCO han empleado también en su prototipo otra estructura mixta: el azufre se recubría con una red nanométrica y ordenada de carbono.

Los químicos de la Universidad de Córdoba han estudiado cómo extender la malla lo máximo posible y cómo de porosa debía ser para hacer posible el proceso electroquímico entre el litio y el azufre lo más eficiente posible.

La reseña también expone que el catedrático Julián Morales ha señalado que estas nuevas baterías pueden ayudar no sólo a que los móviles duren más que un día, como ocurre actualmente, sino que también a los coches eléctricos, ya que proporcionarían autonomía de hasta 600 kilómetros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.