“secador

banner_kaspersky

Ya no se trata de las empresas, sino de sus empleados, ya que significan una puerta de entrada mucho más fácil para atacar las redes de las empresas. Los ciberdelincuentes aumentaron sus maniobras en 2016 y Check Point asegura que no será muy distinto en 2017.

Según un informe de Seguridad 2016 publicado por la firma Check Point, un empleado es víctima de malware en una red empresarial cada cuatro segundos, sin saberlo están exponiendo a la empresa, por ello los expertos señalan que la seguridad de las redes y la información es una responsabilidad compartida entre las unidades de tecnología y los trabajadores que deben ser involucrados en políticas de concienciación sobre el uso de las redes.

De acuerdo con Mario García, director general de Check Point para España y Portugal sñala “Hemos vivido un año en el que las compañías se han enfrentado a un aumento sin precedentes en volumen y sofisticación de los ciberataques. 2017 mantiene esa tendencia, con el agravante de que se utilizarán técnicas cada vez más ofensivas y donde el objetivo ya no será atacar a las empresas, sino a los empleados”.

Las amenazas de malware y phishing no disminuirán el próximo año, asegura Check Point, de hecho irán en aumento como es el caso del phishing que los ciberdelincuentes han avanzado en un 80 por ciento con respecto a 2015, de hecho uno de cada tres ataques se producen utilizando un correo electrónico infectado.


 

Ransomware: qué es, cómo funciona y cómo evitarlo


 

Pero los hackers no hacen uso del correo únicamente para hurtar credenciales, ya que es una herramienta también muy utilizada por los ciberdelincuentes para ejecutar prácticas de ransomware, encriptando los datos de los ordenadores y servidores corporativos, para conseguir que el propietario pague por su liberación.

Muchos trabajadores utilizan las redes WiFi empresariales para conectar sus dispositivos móviles, mismos que almacenan gran cantidad de información laboral y personal muy sensible de ser robado tras un ataque de ciberdelincuentes , lo que terminaría por abrirles las puertas a los servidores de las compañías sin que se sepa.

De acuerdo con Check Point, en el 2017 uno de cada cinco empleados será el responsable de alguna brecha que afecte a datos corporativos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.