¿Puede una prótesis mejorar nuestras habilidades humanas si, en teoría, no la necesitamos? Para una joven graduada del Royal College of Art esta opción es posible y por eso rediseñó el concepto de “prótesis” y creó un pulgar robótico. Como lo lees: Crean un dedo robot que funciona vía Bluetooth.  Y eso es una buena noticia, sin duda.

El proyecto se llama The Third Thumb y, en líneas generales, es un pulgar robótico hecho con materiales en 3D que funciona con motores que se comunican a través de una conexión Bluetooth para realizar varias tareas, como tocar la guitarra.


Te puede interesar:
Estos brazos robóticos permitirán hacer varias tareas a la vez


“Cuando empezamos a extender nuestras habilidades, y cuando replanteamos las prótesis como extensiones, entonces empezamos a cambiar el enfoque de “arreglar” la discapacidad, a extender la capacidad”. Bajo esta visión, Dani Clode, creadora del proyecto The Third Thumb, nos muestra sus intenciones con este novedoso dispositivo.

Con este pulgar robótico, Clode pretende que se las prótesis puedan ser vistas como un elemento estético y no solamente como uno médico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.