Un robot policía que patrullará los bancos y las escuelas  fue desarrollado por la Universidad de Tecnología para la Defensa de la ciudad de Changsha, su nombre es AnBot. Este nuevo robot fue presentado hace poco en una exposición de tecnología en la ciudad de Chongqing en Hong Kong.

De acuerdo a una publicación del sitio El Comercio, este robot policía AnBot, posee un diseño bastante curioso en forma de papelera, pero que su aspecto no te confunda ya que es capaz de detectar  armas, estupefacientes y  explosivos, puede esposar a detenidos con un gancho metálico y emitir descargas eléctricas para inmovilizar algún sospechoso.

El nuevo robot policía AnBot tiene la capacidad de trasladarse a una velocidad de hasta 18 kilómetros por hora, cuenta además con la autonomía suficiente para patrullar durante ocho horas seguidas, y cuenta con cámaras de reconocimiento facial para identificar sospechosos.


 

Xian´er, el robot que enseña budismo a la generación digital


 

Los diseñadores del robot policía AnBot afirmaron que próximamente el desarrollo estará patrullando las calles y lugares públicos para controlar cualquier situación irregular, de hecho representantes del Ministerio de Seguridad Pública de China estarían muy interesados en incorporar una flota de AnBot a su sistema de seguridad, cada unidad tiene un coste aproximado de 15 mil dólares.

Sin embargo no todos están de acuerdo en dejar la seguridad en manos de un robot, el experto en inteligencia artificial Shi Zhongzhi, defiende la robotización de la seguridad pública pero considera que ésta no sea total “en la vida real, podrían no funcionar adecuadamente sin ser guiados por un líder humano” manifestó.

Por los momentos es una posibilidad muy lejana que las calles chinas sean controladas por robots y en dado caso debería ejercerse un control humano permanente sobre estas unidades para evitar que puedan perder su efectividad, o incluso ser suceptibles a algún tipo de ataque informático.

De hecho organizaciones de derechos humanos como China Human Rights Defenders, manifestaron su desacuerdo con la implementación de estos dispositivos ya que señalan un posible uso político que podrían tener estos policías robotizados en un régimen como el chino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.