Estados Unidos y España compartirán una conexión de más de 6.607 kilómetros de longitud a través de un cable submarino de fibra óptica de última generación.

El proyecto en cuestión se llama MAREA y es desarrollado por Microsoft, Facebook y Telefónica (a través de su filial Telxius), el cual brindará mayor velocidad para enviar y transmitir datos, 160 terabytes por segundo (Tbps) para ser más específicos, y contará con ocho pares de fibras.


Te puede interesar:
Crean un Internet más rápido para emergencias


El cable submarino llegó a Bilbao proveniente de Virginia Beach en Estados Unidos. Es la primera vez que ambas naciones compartan una conexión de este tipo que traerá grandes beneficios para todos.

Como reseña TE Connectivity, la empresa que transportó el cable submarino, “esta nueva ruta sureña proporcionará una mayor diversidad de conexiones y una mayor confiabilidad para los clientes, así como una conectividad óptima a los centros de datos en la costa este de los Estados Unidos”.

Solo resta esperar que se realicen los trabajos pertinentes para colocar en operaciones este cable submarino a finales de 2017.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.