La noticia quizás no sorprende tanto, ya que desde hace unos meses se supo del interés de la llegada oficial de Tesla en España, abriendo plazas de empleo en ciudades como Barcelona y Madrid, pero ahora es otra la historia ya que se pueden comprar los coches de Tesla en España, eso sí, siempre que puedas pagarlos.

Ya se pueden comprar un Tesla en España, específicamente los modelos Tesla model S y X, sin embargo los trabajadores locales señalan que no tienen expectativas con grandes ventas de estos coches en el país y que su objetivo está centrado en la distribución de productos energéticos como baterías solares y domésticas en el país de acuerdo con reporte del sitio electrek.

Ciertamente para Tesla, España no es un mercado automotor muy grande a pesar de ser un enorme país, sin embargo forma parte de un gran centro económico que es Europa. La reciente crisis económica causó una depresión del mercado automotriz, pero desde el 2012 creció un 42 por ciento en España.

El inconveniente es que los coches de lujo como los Tesla en España no representan un porcentaje importante de ese crecimiento del sector. El precio promedio de uno de estos coches en España supera los 80.000 euros.


 

La energía renovable llega al hogar con Tesla Powerwall


 

Marco D’Alimonte,  manager de Tesla Energy para el Sur de Europa, dijo que la compañía espera que los paquetes de baterías y productos solares representen el core de los negocios de Tesla en España y las ventas de vehículos tendrán un segundo plano, algo que podría mejorar un poco si llegase el Model 3 a España.

Tesla en España se ha asociado con la firma Bornay con el fin de instalar y distribuir el Powerwall, lo que denota su firme intensión de apostar todo a ese segmento de mercado. España tiene una de las mayores tasas de electricidad en Europa y por lo tanto, hay oportunidades para que la combinación de instalaciones solares y almacenamiento de energía sea económicamente viable y acelerar el despliegue de energía solar en el país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.