Con el paso del tiempo Xiaomi ha ido mejorando el apartado fotográfico de sus terminales, hasta el punto que nada tienen que envidiar a cámaras profesionales compactas. La compañía ha seguido la misma filosofía de marcas consagradas en el sector, sin perder de vista la relación calidad precio. Y a día de hoy, Xiaomi es líder en su segmento, con un portfolio de terminales con prestaciones de gama alta a un precio competitivo. Es el caso de la Serie Xiaomi 11T, recientemente presentada en España, y que cuenta con los mejores móviles que podemos comprar en 2021 si buscamos cámaras versátiles y rendimiento.

La Serie Xiaomi 11T comprende dos modelos: Xiaomi 11T Pro y Xiaomi 11T del que queremos hablar en este artículo. Pero más que repasar todas sus características y especificaciones técnicas, cosa que ya hemos hecho en otros artículos en los que hemos hablado en detalle del Xiaomi 11T, aquí queremos repasar en detalle el potencial de su cámara: es un móvil con sensor principal de 108 megapíxeles, que pretende convertir nuestro día a día en un set de cine. 

Si quieres conocer algunas de sus principales claves, no dejes de seguir leyendo: Te desvelamos todos los secretos de sus cámaras a continuación.

Cámara profesional de 108 Megapíxeles

El Xiaomi 11T está formado por una triple cámara, en la que reina un sensor principal de 108 megapíxeles con una apertura focal f/1.75 y un tamaño de píxeles de 0,7 micras. De este modo, es posible lograr imágenes luminosas cuando capturamos una foto en entornos oscuros o con poca luz.

¿Cómo se consiguen fotos con tal resultado? La clave está en la tecnología Super Pixel 9 en 1: Es la encargada de dividir la matriz del sensor en nueve partes proporcionales para lograr imágenes de 12 megapíxeles con más luminosidad.

Este sensor primario está acompañado de un segundo de 8 megapíxeles con lente gran angular y apertura focal f/2.2. Su gran ventaja es que ofrece la posibilidad de conseguir imágenes de 120º sin tener que activar el modo Panorámico. Perfecto entonces para imágenes grupales o de paisajes.

Por último, el tercer sensor es de 5 megapíxeles con lente telemacro, que combina las ventajas de una lente macro con las de una teleobjetivo. Esto es muy útil para conseguir fotos muy cercanas (por ejemplo a tan solo 3 centímetros del objeto) sin perder calidad.

Fotografía profesional de día y de noche

Una de las grandes claves de la cámara del Xiaomi 11T la tenemos en su conjunto de herramientas, impulsadas por la IA y el software, que potencia la creatividad y productividad del usuario. Esto se aprecia mucho mejor de noche que de día, ya que el modo nocturno es realmente impresionante.

Pero es que además cuenta con modos específicos para exprimir todo el potencial de la cámara cuando hay poca luz. Con Estelas de neón, Cielo estrellado, Estela de estrellas, Multitud en movimiento, seremos capaces de crear capturas muy al estilo de las cámaras réflex profesionales. Estos diferentes modos están pensados para que tus capturas nocturnas tengan un brillo especial y más luz, eso sí, sin perder naturalidad.

Una cámara de cine en tu bolsillo

Gracias al sensor primario, a su potente procesador MediaTek Dimensity 1200-Ultra, el Xiaomi 11T puede grabar vídeo en resolución 4K a 30 FPS como si fuera una cámara de cine. 

Incluye compatibilidad con vídeo a cámara lenta de 720p a 120 fps, 240 fps, y 960 fps, y de 1080p a 120 fps. Y también es capaz de grabar en resolución 1080p a 60 fps.

Modos de cine con cinemagic

Los potentes chips y el software propulsado por la IA permiten que la edición no solo se limite al apartado fotográfico, también al de vídeo. De hecho, el Xiaomi 11T es un claro ejemplo de ello. Es aquí donde entra en juego el modo One-Click AI Cinema, una suite para videomakers, en la que vamos a encontrar seis efectos diferentes:

  • Tiempo de congelación. Congela el tiempo en una parte del vídeo, devolviendo un efecto de «congelación» parcial.
  • Magic Zoom. El efecto de zoom se centra solo en el fondo de la imagen y no en el sujeto en primer plano.
  • Obturador lento. Se usa una velocidad de obturación lenta, quedando ese efecto de despertar, muy habitual de escenas confusas.
  • Noche Time-Lapse. Perfecto si deseas fotografiar un cambio de luz día-noche.
  • Freeze Frame. Cuando un solo cuadro de contenido se muestra repetidamente en la pantalla, «congelando» la acción.
  • Mundo paralelo: Duplica la escena en el eje vertical.

Por si esto fuera poco también tenemos el modo Bokeh en vídeo, que se aplica en tiempo real. Imita a las cámaras de vídeo profesionales, desenfocando el fondo y poniendo de protagonista el objeto que queremos que aparezca en primer plano.

Y si lo que se pretende es mejorar el sonido de las grabaciones de vídeo, es posible activar la función Audio con zoom, que aumenta la sensibilidad del micrófono cuando nos estamos acercando al objeto.

Queda claro que Xiaomi ha hecho un gran trabajo con este Xiaomi 11T, algo que tú mismo podrás comprobar si te haces con él. El dispositivo está disponible para comprar desde 500 euros en tres colores a elegir: gris, blanco o azul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.