Si estás pensando comprar una Samsung QLED 8K sigue leyendo porque aquí comparto mis opiniones más sinceras sobre si pagar el precio de una tele 8K en 2019 merece la pena. O no tanto… Si estás leyendo esto es porque has considerado la idea de comprar una QLED TV 8K de Samsung y puede que dudes si sus características están a la altura de su precio. Más que un review de especificaciones o análisis de características de la Samsung Q900R, aquí intento responder a una de las dudas que seguramente te están pasando por la cabeza cada vez que ves un anuncio de la QLED 8K de Samsung: ¿Merece la pena comprar una tele 8K cuando apenas hay contenido 4K en plataformas bajo demanda?

Samsung QLED 8K

PRECIO-
TAMAÑO DE PANTALLA65 / 75 / 85 pulgadas.
TIPO DE PANTALLAQLED
RESOLUCIÓN8K
TECNOLOGÍA8K AI Upscaling.

He pasado un mes con la TV 8K de Samsung, específicamente el modelo Samsung QLED 8K QR900 de 65 pulgadas y te confieso que más que opiniones, tengo sentimientos encontrados: No sé si la amo. O si la odio. Lo cierto es que no me ha dejado indiferente, así que si quieres conocer mi experiencia, sigue leyendo, o pasa directamente a ver este video donde te cuento, sin filtros, lo mejor y lo peor de la tele 8K de Samsung:

¿Comprar un TV 8K sin videos y contenido nativo 8K?

Lo primero es aclarar que esto no es un review de la TV QLED 8K de Samsung al uso. Aquí más que entrar en profundidades técnicas, quiero explicar de primera mano lo que implica en cuanto a visionado de imagen. Lo que aportaría a tu vida comprar una tele 8K. Para que así puedas decidir si te merece la pena la inversión que ronda los 5.000 euros en el caso de la pulgada más pequeña que se vende en España de la Samsung QLED 8K QR900 que es el modelo exacto que analizamos en GizTab.

Y para ello me voy a centrar mucho en lo que tiene que ver con su principal factor diferencial que es la resolución y calidad de imagen. No voy a detenerme, por ejemplo, en datos que esta TV comparte con otras de Samsung, como el One Connect, o aspectos de la interfaz de uso que también están en otras teles de Samsung que no son 8K… Así que vamos al lío: ¿Merece la pena comprar una 8K en 2019? Depende. Y te explico: Honestamente puede que te pase lo que a mi, y te parezca de entrada absurdo comprar una tele 8K para ver contenidos en HD, ¿verdad? O en 4k, como mucho… Pero cuando lo pruebas…. la TV 8K de Samsung es otra cosa: Ves los contenidos como nunca en otra tele. Y el secreto no es magia ni brujería, sino tecnología: La clave está en su sistema de escalado de imágenes asistido por Inteligencia Artificial. Así que mientras llegan los contenidos de videos 8K, este sistema es la clave para que veas la tele como nunca antes lo has hecho.

Y claro, te estarás preguntando ¿qué es eso de escalado de la imagen a 8K? Es el proceso por el cual la tele, sin que tu hagas nada ni le des a ningún botón del mando, sube la calidad de la imagen, sea cuál sea, y de forma automática la muestra mejorada y optimizada para reproducir en el panel 8K. El resultado tendrías que mirarlo con tus propios ojos para creerte lo que estás viendo: Son las imágenes más perfectas y los contrastes más realistas que has visto jamás. Con decirte que me vi de nuevo HOUSE y le podía ver las arrugas, los puntos negros y hasta las pestañas al Huge Laurie.

La IA escala las imágenes para optimizarlas a los paneles 8K
La IA escala las imágenes para optimizarlas a los paneles 8K

Bien sabemos que las Smart TV son inteligentes por el procesador que incorporan. En el caso de la Samsung QLED TV 8K Q900R tenemos un procesador Quantum Processor 8K que junto a la Inteligencia Artificial, tienen como principal misión el escalado de la imagen. Y siguiente pregunta que fijo te haces: ¿Esto quiere decir que la Samsung QLED TV 8K convierte todas las imágenes en 8K?  Pues como tal no, pero sí que muestra la imagen más perfecta que lo que vas a verla en otra tele. Da igual si te pones a ver ZOOM NET en el canal 24 horas que si compartes videos grabados con tu móvil. 

¿Cómo funciona esto? Con el sistema de aprendizaje automático la tele es capaz de transformar cada imagen, sin importar el tipo de contenido original ni la calidad del mismo. Los datos de millones de contenidos se utilizan para clasificar aspectos como texturas y bordes, y para mejorar cada escena específica. El resultado: Notamos una mejora significativa de la calidad de imagen optimizando cualquier condición de visualización en tiempo real.

¿Esto de verdad es posible? Sí, con la Inteligencia Artificial. En la base de datos de imágenes se han analizado millones de imágenes, por lo tanto cuando ves una escena donde sale perro corriendo, la tele sabe como es un perro y puede mejorar la imagen original a un nivel sorprendente. ¿Sabes dónde me di cuenta de que este resultado es para flipar? Cuando vi Matrix, una de mis pelis favoritas. Es una película de 1999… tiene ya 20 años, y al verla en 8K después de haberla visto muchas veces te das cuenta que nunca antes la habías visto tan perfecta: Es la magia del escalado.

Tecnologías más allá del 8K

Ahora una pregunta que seguro te has hecho al oír hablar de 8k: ¿De verdad se nota tanto la diferencia? Lo primero que hay que aclarar es que la QLED 8K de Samsung ofrece hasta 16 veces más resolución que Full HD, consiguiendo que un total de 33 millones de píxeles.  Esa es la teoría. Porque tu me dirás: ¿Cuántos píxeles puede ver el ojo? ¿Vamos a estar contando los píxeles? Pues no. El tema es que como usuarios vemos las imágenes con mayor nivel de nitidez, con más profundidad y contraste de colores que nos hace sentir dentro de cada escena.

Y ya que hablamos de colores, otro dato:  El panel QLED de la TV 8K de Samsung utiliza la tecnología Quantum dot, exclusiva de Samsung, para reproducir el 100% del volumen de color, lo que se traduce en más de mil millones de colores, con unos tonos más puros e intensos.

¿Y qué pasa con el contraste de colores? Aquí hay que hablar de otro de los factores que hacen a la TV 8K de Samsung diferente, y es una tecnología que llaman “Direct Full Array”. Funciona así: Se analiza escena por escena, controlando la iluminación trasera en cada zona y añadiendo profundidad a los detalles. Así las escenas oscuras son más oscuras, y las brillantes, más brillantes.

Y claro, si las escenas oscuras son más oscuras… ¿No vemos nada? ¡ERROR! Sí que vemos y con detalle, y la clave es el Q HDR que optimiza cada escena para ofrecerte mayor rango de luminosidad y contraste, por lo que podemos diferenciar dentro de las escenas más oscuras cada detalle, mostrando así los negros más puros y los blancos más intensos…

Sobre esto te cuento una anécdota: Para probar esta tele 8K he visto toda la temporada final de Juego de Tronos (sí, la vida del periodista de tecnología raya en la tortura, no nos vamos a engañar). Vi hasta el capítulo aquel que todo el mundo dijo que era muy oscuro, muy negro y que no se veía nada: Pues mira, yo sí que lo vi. Pero a la segunda vez. Te explico: estaba de viaje cuando lo estrenaron, y no pude aguantar para verlo en casa (además para vacunarme de los spoilers) así que lo vi en mi ordenador… Que es un MacBook Pro con pantalla retina y todo lo demás y… ¡MAL! No veía ni la mitad de lo que pasaba… me quedé con la intriga y al volver a casa, vi el mismo capítulo en la tele 8K. ¡MADRE MIA QUE NIVEL! Es una pasada, se ven los detalles con un realismo increíble, nada que ver con la pantalla del ordenador…

Esto hay que verlo para creérselo, así que por mucho que te lo explique, no me ofende que seas excéptico. ¿Recomendación? Ve a una tienda, a un punto de venta donde tengan las teles 8K encendidas y mira la diferencia. De ser posible, pide al comercial que te ponga la misma imagen en una tele 8K y una tele 4K del mismo fabricante. Compara con tus propios ojos… Porque parece magia, pero es la realidad: Por muy bueno que sea el panel 4K, hay un antes y un después de que ves cualquier contenido escalado en las teles 8K de Samsung, ya no hay vuelta atrás. Se ve mejor. Y punto.

Samsung QLED 8K, lo mejor en diseño

Ahora entrando rápidamente en temas del diseño de la TV como tal, tengo que decir también algunas cosas buenas, y otras que no tanto. Y para no hacer de esto el artículo eterno, paso a enumerar algunas que merecen ser destacadas: 

  1. El Diseño de la Samsung QLED 8K TV Q900R es minimalista. Es una tele que llama la atención por su calidad de imagen pantalla y poco más. Vamos, que hace su trabajo y al ser tan simple a nivel de diseño te encaja en cualquier salón o habitación
  2. La peana, o base, es minimalista y versátil: Las patas se adaptan a la superficie en que vas a colocar la TV. Así, puedes colocarla en el centro, como he hecho yo, si vas a colocarla en una superficie como esta, o más hacia el exterior si ves que vas a ponerla en una mesa mas estrecha. Esto es para darle estabilidad.
  3. Luego también tienes la opción de colgarla de la pared, con el adaptador especial que garantiza que no se va a caer. Que pesa casi 30 kilos y no queremos arriesgar los 4.299 euros que nos cuesta, ¿verdad?
  4. Luego hay otra maravilla que se ha inventado Samsung para facilitar nuestra vida: ONE CONNECT. Es esta cajita que se conecta a la TV con un único cable transparente. Esta caja es el cerebro de la tele y en ella están los conectores HDMI y los puertos USB, la salida óptica de sonido, la entrada para el cable de Internet, aunque también tiene WiFi, y la entrada para la antena de TV.

     

El One Connect de los televisores Samsung QLED 8K
El One Connect de los televisores Samsung QLED 8K
  • Pero, hablemos del sonido de la Q900R: mucho que mejorar. Puedes optimizar con una barra de sonido, pero la verdad es que la calidad del sonido no se corresponde a una tele de casi 5.000 euros. Y eso sí que tienes que tenerlo en cuenta, bien para pillar de una vez el complemento, o para decidir si merece la pena la inversión, porque si eres un sibarita del audio, igual los altavoces de la QLED Q900R 8K de Samsung se te quedan cortos. 
  • Funcionamiento de la Samsung QLED 8K TV 

    Pero nada es perfecto, y la Samsung QLED 8K TV tampoco: No voy a detenerme mucho a hablar del funcionamiento porque la interfaz de la tele y su mando no son exclusivos de la 8K. En general decir que la experiencia de uso es sencilla, gracias a la interfaz y al menú de opciones que es muy intuitivo. La puesta en marcha de la TV es sencilla y la propia TV te guía paso a paso. El instalarla es otro tema: Se necesitan dos personas hábiles con las manos, porque es sencilla en cuanto a conectividad, pero dadas sus dimensiones y peso (casi 30 kilos), resulta un reto el colocar la peana a la pantalla y luego ponerla de pie… Añadiendo el factor estrés que implica cometer un error que dañe la pantalla de una tele de 5.000 euros… 

    Ya el mando es un tema en sí mismo: A mi, particularmente, me parece un mando precioso a nivel estético y eficiente a nivel de uso, pero como sabéis soy una persona que vive rodeada de tecnología casi las 24h del día, así que me considero un poco “contaminada” en estos casos. Para esta prueba de lo sencillo o no que es usar una tele, por ejemplo, siempre tengo un conejillo de indias: un niño o una persona mayor. No falla. En este caso, el mando de la QLED 8K de Samsung no es tan intuitivo como podría ser. Llegar a la parrilla de programación, o cambiar entre Netflix y HBO, por ejemplo, les ha costado mucho más que con televisores de otros fabricantes. 

    Mando de los televisores Samsung QLED 8K
    Mando de los televisores Samsung QLED 8K

    De todas formas, no creo que eso sea un argumento para decidir sin comprarla o no, porque si lo tuyo es comprar una tele 8K. ¿Verdad? Sea como fuere, el hecho de que no tengamos contenidos 8K o videos nativos 8K no es un problema para comprar la TV 8K de Samsung: Su sistema de escalado cumple lo que promete y tendrás imágenes con una definición que ninguna otra tele del mercado podrá ofrecerte. Sin embargo, la inversión es alta: 4.299 euros es el precio de la QLED TV 8K en su modelo Q900R, así que la recomendación es que te lo pienses dos veces y compares con una 4K tope de gama de la misma marca, si así lo deseas, antes de sacar la billetera. Si no tienes problemas con la pasta, seguro esta tele es un capricho caro que te hará feliz en esas jornadas de peli y sofá, pero eso sí: Ya estírate un poco y compra la barra de sonido. No te arrepentirás.

    Opiniones 8K Samsung QLED

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.