Como habéis visto, por este lado no escatimamos en alegrarnos cuando se anuncian innovaciones tecnológicas en pro de la salud y mejoras en la calidad de vida. Y es que es vale ovacionar esas iniciativas que representan un respiro para muchos.

En esta oportunidad, nos referiremos al páncreas biónico desarrollado por investigadores de la Universidad de Boston y del Hospital General de Massachusetts –en Estados Unidos- que vislumbra como una manga solución de monitoreo/tratamiento para pacientes con diabetes tipo 1.

Según reporte en madrimasd.org, este dispositivo logra controlar la glucosa en tiempo real y dosificar la insulina necesaria en cada momento -adaptándose a las circunstancias del individuo- cuestión que contrasta –enormemente- con los modos actuales, en los que al paciente se le realiza un pequeño pinchazo en el dedo para medir sus niveles de azúcar y a través de una inyección o bomba se le aplica la insulina que necesita.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune y metabólica caracterizada por una destrucción selectiva de las células beta del páncreas causando una deficiencia absoluta de insulina (…) La administración de insulina en estos pacientes es esencial.
wikipedia.org

Páncreas biónico para la diabetes

En el portal antes mencionado, se ha reseñado además que el páncreas biónico se pone en marcha a través de un diminuto sensor colocado en una pequeña aguja insertada bajo la piel –que mide automáticamente los niveles de glucosa en la sangre- y envía la información a un smartphone desde el cual se ejecuta la orden a dos pequeñas bombas para el suministro -cada cinco minutos- de la cantidad adecuada de insulina o de glucagón -la hormona que la contrarresta-

El nuevo páncreas biónico regula constantemente el nivel de glucosa en la sangre, impidiendo así que se produzcan las peligrosas subidas o bajadas de azúcar repentinas.

Se conoció igualmente que los resultados en las pruebas de esta innovación, en las que participaron 20 adultos y 32 jóvenes, superaron las expectativas del grupo de investigadores.

Según el portal mencionado, el propio Edward Damiano -autor del estudio- lo aseguró, advirtiendo además que el objetivo final es encontrar la cura de la enfermedad. Para más información artificialpancreas.org

¡Enhorabuena por esta invención! Ojalá y logre desarrollarse aún más para llegar a la mayor cantidad posible de pacientes en el mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.