Quizás habrás soñado con tener un móvil con pantalla de diamante, o quizás un smartwatch… pero al parecer no tendrás que esperar mucho más ya que a finales de este mismo año eso puede ser una realidad en muchos dispositivos, eso sí, tendrás que contar con lo euros necesarios para pagarlo.

Adam khan, CEO de la compañía Akhan Semiconductor, responsable del cultivo de diamantes para el uso de la industria tecnológica señaló que ese mineral, al igual que el cristal de zafiro y otros materiales de este tipo usados en la fabricación de dispositivos no tienen nada que ver con las piedras preciosas usadas para las joyas de la Reina, sino un derivado especial.

De acuerdo con el sitio Gadgets 360, el nombre que recibirá el cristal para la pantalla de diamante de los móviles es “Mirage Diamond Glass” y no será un producto de masa, de hecho sería para un selecto grupo de móviles gama alta que aún se desconoce, ya que la empresa fabricante de este componente todavía se encuentra en conversaciones con fabricantes para elegir el móvil y el wearables que estrenarán este lujo de panel.


El iPhone plegable con pantalla flexible llegaría en 2017


Pantalla de diamante sí, pero no para todos

La fábrica Akhan Semiconductor tiene proyectado elaborar suficiente vidrio para la pantalla de diamante a utilizarse en unos 30 millones de teléfonos, toda vez que se inicie la producción en masa y poco más de 900 mil pantallas para relojes inteligentes y pulseras cuantificadotas.

Lo cierto es que esta cantidad de cristal para la pantalla de diamante de los móviles no representa una cantidad muy elevada para los niveles de producción de un móvil de Samsung por ejemplo, así que es probable que sea un producto para un dispositivo como el Huawei Mate 9 Porsche Design que tendría un precio superior a los mil euros.

Una pantalla de diamante para un móvil suena a un enorme lujo, pero ¿por qué ese material? La respuesta es la resistencia. Este mineral es uno de los más fuertes de la naturaleza y las pantallas utilizadas hoy en día aún son bastante sensibles a los golpes y arañazos, lo que podría cambiar drásticamente con este tipo de cristal que es unas 10 veces más fuerte que el material tradicionalmente usado.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.