Aunque varias startups han hecho el intento de crear “carnes limpias” (sin matar ningún animal), Memphis Meats es la única startup que recreó pollo frito en un laboratorio. También lo hizo con la carne de pato y anteriormente lo hizo con carne de ternera. Para lograr esta “carne limpia”, Memphis Meats utiliza células de animales.

Con esta técnica han conseguido disminuir un 90% las emisiones de gases de tipo invernadero, la contaminación a la tierra y el agua que implica la cría de animales para la industria cárnica, y, no menos importante, el maltrato animal.

Para dar a conocer el producto, la startup invitó a una serie de expertos en gastronomía a probar estos nuevos platos y The Wall Street Journal, por ejemplo, reseñó que los comensales indicaron que el sabor era muy similar al que estamos acostumbrados cuando comemos pollo o pato y todos ellos volverían a comerla.

Para masificar el consumo de “carnes limpias” falta reducir los costes. Producir medio kilo de carne supone el coste de unos 9000 euros. Una cifra muy alta pero que Memphis Meat espera reducir y poder tener sus productos en los supermercados estadounidenses en 2021.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.