Con tantos problemas de contaminación en el mundo se requiere de acciones contundentes que ayuden a disminuir en gran medida esta problemática que puede destruir al planeta y la vida tal como la conocemos. Es por ello que una empresa diseñó un sistema que convierte basura en combustible.

La compañía en cuestión se llama Synova, que opera en EE.UU, Europa y Asia. Aunque la idea no es nueva, el método de ejecución de convertir basura en combustible es complejo. En este sentido, Synova logró crear una solución más asequible y eficiente. Según reseña Futurism, se creó MILENA-OLGA, un sistema que utiliza cuatro pasos para convertir los residuos en combustible y reducir los gases de efecto invernadero en el proceso.


Te puede interesar:
España ocupa el quinto lugar como productor de basura electrónica


 

Este sistema combina un gasificador (MILENA), que elimina los agentes contaminantes, y OLGA que limpia el aire del resultado anterior y que además reduce los gases del efecto invernadero.

Otra de las ventajas de este sistema que convierte basura en combustible es que el gas limpio puede reutilizarse de muchas formas, como por ejemplo, para crear energía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.