LG apuesta por una pantalla Quad HD de 5,5 pulgadas en su nuevo buque insignia en el que destaca un diseño estilizado y una facilidad de uso que sorprende.

Como era de esperarse, el diseño del LG G3 mantiene la línea de su antecesor, con el ya característico botón trasero de los teléfonos móviles nuevos del fabricante. Para quiénes vienen de utilizar un LG G2 o un LG G FLex, por ejemplo, la transición será natural y agradecida, puesto que ahora contamos con un terminal más delgado y liviano que los anteriores.

Al ver al LG G3 de frente notamos su ausencia de marcos, su frontal es todo pantalla, lo que le confiere un aire elegante y hasta frágil… Nada más alejado de la realidad: Su cuerpo está hecho en plástico, con un acabado metálico pulido en la parte trasera, que le hace resistente al uso diario.

En la parte frontal baja encontramos el menú táctil típico de Android sobre un logo de LG a manera de sello. En la parte superior de la pantalla vemos el LED que cambia de color según las notificaciones y un altavoz.

En el borde superior del G3 se ubica el infrarrojo que le permite funcionar como mando a distancia, mientras que en el extremo contrario se ubica el puerto USB y la entrada para auriculares.

Mejoras en el diseño

Por detrás tenemos el ya típico botón trasero de los gama alta de LG, acompañado de la lente de la cámara, el Flash y su láser de auto-enfoque de cuya utilidad hablaremos en detalle más abajo.

Merece la pena destacar, ya que estamos hablando de la parte trasera, que la tapa es removible al igual que la batería, una ventaja que nos permitirá llevar una de repuesto para casos extremos… Siempre se agradece este detalle pues es en la autonomía donde más sufren los teléfonos de hoy en día.

lg g3

El acabado metalizado de la parte trasera tiene una excelente resistencia a los ‘maltratos’ del día a día: No se marca por mucho que lo lleves en el fondo del bolso sin funda ni piedad. De igual manera no sufre con el ‘toqueteo’ diario porque repele muy bien las huellas así que da aspecto de ‘limpieza’ siempre.

Pantalla

LG insiste en probar cosas nuevas para diferenciarse de la competencia así que en esta oportunidad ha dotado a su G3 de una pantalla QuadHD, que no es otra cosa que cuatro veces resolución HD, para que tengas una idea sería unas cuatro veces más nítido y colorido lo que verás en el LG G3 de lo que puede que veas en la tele de tu casa si aún tienes una de alta definición.

Son 5.5 pulgadas que resisten bien el uso cotidiano defendiéndose de las huellas sin mayores complicaciones, aunque no sucede lo mismo cuando nos toca revisar el LG G3 en exteriores y bajo el sol: resulta complicado de leer lo que muestra en pantalla… Por mucho que ajustes el brillo de la misma, la lectura en exteriores es uno de sus puntos débiles. A tomar en cuenta si piensas que este sea tu móvil de escapadas a la playa o la piscina, como no te ubiques bien bajo la sombrilla vas a sufrir un poco.

Cámara

13 megapíxeles tiene la cámara del LG G3, lo apropiado para un teléfono móvil de su gama. Lo llamativo de esta propuesta de LG está en el funcionamiento de la misma, el cual han simplificado al extremo. Y su láser de auto-enfoque que mide la distancia entre el objeto y la cámara para realizar en cuestiones de segundos las necesidades de la imagen.

Foto Exterior de Día con el LG G3
Foto Exterior de Día con el LG G3

Con un solo toque la cámara del LG G3 es capaz de enfocar y disparar la foto a la vez, con lo cual es difícil que se te escape un momento a inmortalizar. Su menú de opciones ha sido también muy depurado, con lo cual no tienes filtros ni modos más allá del típico Automático, el Panorámico, uno que llaman “Enfoque mágico” y el enfoque doble que permite integrarse en la imagen a quién hace la fotografía.

Menu de la Cámara del LG G3
Menu de la Cámara del LG G3

La cámara frontal, por su parte, es de 2.1 megapíxeles, nada mal para las auto-fotos o ‘selfies’, y hasta incorpora un modo de control gestual para facilitarnos su captura: Basta con colocarte frente al teléfono con la cámara frontal activada, mostrar tu mano y cerrarla en puño, para que el LG G3 comience una cuenta atrás de 3 segundos para disparar la fotografía. Nada de andar dislocándote un hombro para inmortalizar una selfie…

Foto Exterior de Noche con el LG G3
Foto Exterior de Noche con el LG G3

Las cámaras del LG G3 llevan la simplicidad y facilidad en su ADN. Diremos adiós a opciones avanzadas como ajustar el nivel de definición, la ISO, el balance de blancos, el nivel de exposición… Esto es simplicidad pura, así que si lo tuyo es controlar en modo manual las cámaras de tu teléfono móvil, el LG G3 no es para tí.

Rendimiento y batería

El LG G3 es un teléfono potente y lo demás son tonterías: Su fluidez es uno de sus puntos fuertes, se nota el trabajo de su procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos corriendo a 2.5Ghz.

Antutu Benchmark en el LG G3
Antutu Benchmark en el LG G3

Llama la atención que al comparar el LG G3 con el LG G2 en Antutu BenchMark el resultado favorezca al antecesor del dispositivo que analizamos… Más que contarlo, merece la pena compartirlo para que lo veas con tus propios ojos:

LG G3 Vs LG G2 y Samsung Galaxy S5 (Antutu Benchmark)
LG G3 Vs LG G2 y Samsung Galaxy S5 (Antutu Benchmark)

Con la última versión 4.4.2 KitKat de Android como sistema operativo, el LG G3 cuenta con 16 GB de memoria interna ampliable hasta 128 GB con microSD, pues esa es una de sus mejoras respecto al LG G2: Al hacer extraíble la batería, han ganado un espacio bajo ella que permite la incorporación de tarjetas externas de memoria.

La batería, que es de 3.000 mAh sí que me dejó un mal sabor de boca: No conseguí que me durara ni una jornada completa. Sí, yo sé que suelo darle mucha caña a los teléfonos móviles, y que vivo conectada a redes inalámbricas y haciendo uso del GPS, pero ¿de verdad no podría llegar una vez a una jornada completa?

Vamos, que hablo de salir de casa a las 8:00 y regresar a las 18:00 sin sufrir todo el día buscando recargarla. Pues no hubo manera. Como mucho llegué hasta después de la comida con batería, ya luego a recargar. Creo que soy del público al que le favorece el hecho de que la batería sea extraíble porque me puedo llevar otra cargada en el bolso. Igual hicieron esa mejora pensando en mí…

Veredicto

Dejando a un lado mis lamentos por la duración de la batería del LG G3, he de decir que me he quedado muy a gusto con este teléfono móvil como compañero de aventuras cotidianas. La calidad de imagen de la pantalla es genial para apreciar un video (en interiores, claro, que ya en exteriores es otro el tema).

La cámara del LG G3, por su parte, es justo lo que creo que debe ser una cámara de móvil: Eficiente y fácil de usar. A mi modo de ver cuando usas la cámara de tu terminal es porque quieres capturar una imagen rápidamente, no se trata de un trabajo profesional, ¿cierto? Y aún así, para muchas de mis pautas de periodista he utilizado la cámara del LG G3 para una cobertura rápida y sin complicaciones ni quejas por los resultados.

En cuanto a la relación calidad / Precio está claro que compensa: Son 599 euros por un teléfono de gama alta, con prestaciones muy interesantes a nivel de software y un diseño innovador que no da razones para quejarse. Claro está que si fuese resistente al agua, como otras propuestas de gama alta que hay en el mercado, competiría por el primer puesto en el mundo de los móviles Android.

cintilo-base-web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.