En estos tiempos, indudablemente ya casi nada podría sorprenderos en lo que respecta a violaciones de privacidad en el campo informático. Y es que no sólo notorio, hasta se ha hecho público que gobiernos han hurgado entre los datos de usuarios contenidos en cualquier dispositivo con conexión a Internet.

Claro está, el peligro mayor yace en las garras de los cibercriminales que son capaces de dejaros totalmente desplumados o liados en la extorsión.

Todo lo anterior –que realmente no es noticia- ha sido como aperitivo para mostraros el curioso caso de un personaje que se ha valido de sus sapiencias para mantener monitoreadas a sus ex parejas a través de sus smartphones.

Lo que hace “el amor”

Pues sí. Se trata de un hombre sobre los 40 años de edad, quien –al parecer- mediante un malware logró tener “acceso completo” a las conversaciones, archivos de diversa índole e incluso hasta contraseñas y ubicación geográfica -en tiempo real- de los móviles de con quienes había mantenido una relación sentimental. 

Esto último, dado a que cuando iniciaron las investigaciones del caso hace un par de meses por denuncia de una de las víctimas –ante la premisa de que un tercero controlaba su dispositivo- se le siguió el rastro al ‘pirata’ y resultó que casualmente otra fémina que fue pareja del sospechoso también había registrado inconvenientes con su móvil.

Los datos fueron difundidos por laverdad.es, donde también se reseñó que a este hacker –al momento de ser aprehendido en su vivienda por la Policía Nacional de Alicante- se le incautó un reloj y unas gafas con cámara y micrófono ocultos, tres antenas para hacerse con redes wifi y documentación para piratear sus claves; además, dos teléfonos móviles, DVD con la compilación de vídeo y conversaciones, más ocho discos duros y once dispositivos de memoria.

En tres palabras –e imaginando cara de pánico- ¡Uy, qué miedo! ¿Harías lo mismo con tus ex?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.