“banner

Star Wars: El Despertar de la Fuerza está a punto de ser estrenada en las salas de cine del mundo, un evento que nos llevará una vez más a una galaxia lejana con una mezcla única de héroes, villanos y en especial con una demostración de tecnología de todo tipo.

Quizá aún estemos muy lejos de construir un sable de luz o una estación espacial capaz de destruir un planeta, pero parte de la ciencia de Star Wars no está del todo fuera de nuestro alcance. Desde los vehículos TIE Fighter y los droides médicos hasta los soldados imperiales y las armas láser, el mundo de hoy ha logrado captar y hacer realidad parte de la ciencia ficción de Star Wars.

En la web de Intel nos muestran las diferentes tecnologías presentes en la ciencia ficción que podemos ver en el mundo real. Veamos de qué se trata.

Motor iónico

Ciencia ficción: Las cosas han cambiado en el universo de Star Wars en los últimos 30 años desde El Retorno del Jedi, pero en El Despertar de la Fuerza siguen volando los TIE Fighters. Estas icónicas naves espaciales tienen dos paneles solares que se encargan de darle la energía a los motores iónicos, lo que los hace rápidos y maniobrables.

Hecho científico: Los motores iónicos existen y funcionan en naves espaciales reales, aunque claro, están aún lejos de ser tan rápidos y maniobrables como los TIE Fighters. Pero, al igual que estos, la sonda espacial Dawn, lanzada por la NASA para examinar el planeta enano Ceres, incorpora un un propulsor de iones que se alimenta a través de dos paneles solares.

Robots

Ciencia ficción: El universo de The Star Wars está repleto de droides de todos los tamaños y formas: droides de protocolo como el C3-PO, astromecánicos como el R2-D2 y como el nuevo BB-8 en El Despertar de la Fuerza. Esto sin mencionar los droides de batalla, los asesinos, los médicos, los de interrogaciones y torturas, los de mantenimiento, entre otros.

Hecho científico: Los robots son cada vez más comunes en nuestro mundo. Hoy día no solo disponemos de enormes robots industriales, sino también de droides como Pepper, el robot capaz de identificar emociones que se agotó en un minuto en Japón. Por otra parte, ya existen equipos de cirugía robótica como el sistema quirúrgico Da Vinci, que se utiliza para operaciones complejas, y como el Bonirob, el robot agrícola de Bosch que elimina las malas hierbas del cultivo.

Prótesis biónicas

Ciencia ficción: Al final de El Imperio Contraataca, Luke Skywalker pierde su mano durante un duelo con sables de luz con Darth Vader. Afortunadamente, para el final de la película, el droide médico 2-1B le reemplaza la extremidad con una mano robótica. En El Despertar de la Fuerza, parece como si Luke tuviera una extremidad mecánica completamente diferente.

Hecho científico: La tecnología de prótesis está cada vez más avanzada e inclusive más asequible. Esto se puede constatar con el trabajo de la empresa Limbitless Solutions, la cual ha diseñado y desarrollado extremidades biónicas para niños impresas en 3D y personalizables. Entre los avances en el área también podemos contar con la mano BeBionic, una prótesis que funciona prácticamente como una mano real.

Soldados imperiales reales

Ciencia ficción: Los soldados imperiales de los capítulos anteriores de Star Wars parecen haber cambiado un poco en El Despertar de la Fuerza. Los cascos tienen líneas más limpias y sencillas, mientras que la armadura parece ser más pesada y robusta, capaz de detener incluso un disparo láser.

Hecho científico: Hace poco el Ministerio de Defensa del Reino Unido develó su concepto “Visión del Soldado del Futuro” (FSV, por sus siglas en inglés), el cual muestra cómo debería vestir un soldado británico en una batalla en 2025. No se trata de una armadura de cuerpo completo, sino de un uniforme equipado con una serie de elementos de última generación como sensores, gafas inteligentes, smartwatches y una fuente de alimentación integrada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.