¿Es mejor el iPhone 6 Plus o el Samsung Galaxy Note 4? La respuesta es tan complicada como la pregunta, y se resume en un gran ‘depende’, como ese de la canción de Jarabe de Palo.

Y es que para comenzar estamos hablando de dos sistemas operativos distintos, dominantes, y con igual número de amantes incondicionales y fieles, como de detractores que los odian a muerte… iOS y Android, los sistemas operativos con las mayores cuotas del mercado, se ven las caras en un formato en el que nunca antes se habían enfrentado: el “Phablet”, es decir, esos terminales de más de 5.5 pulgadas que son híbridos mitad teléfono móvil, mitad tablet.

Comencemos por lo obvio: es la primera vez que Apple se atreve con estas dimensiones, con lo cual se nota la presión de ‘la masa’ sobre la necesidad de teléfonos de grandes pantallas, a los que en principio desde Cupertino no les veían futuro… El tiempo cambia, el mercado cambia, y las grandes empresas necesariamente tienen que adaptarse a esos cambios, porque de eso va la vida, de adaptarse o morir.

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de probar en detalle la propuesta de Apple con su iPhone 6 Plus y, honestamente, he de decir que he quedado más que conforme en aspectos como el diseño y la batería. Al Samsung Galaxy Note 4 he podido verlo de cerca en las sesiones demo organizadas por su fabricante, con mayor calma que el día de su lanzamiento en Berlín, y no ha hecho más que confirmar las primeras impresiones que por aquí compartí entonces. Veamos en detalle algunos aspectos que creo oportunos comentar.

Diseño y Pantalla

Con un peso de 176 gramos y 8.5 milímetros de grosor, el Samsung Galaxy Note 4 se hace fácil de manipular con una sola mano, a pesar a su gran tamaño de pantalla. El iPhone 6 Plus es aún más delgado: 7.1 milímetros de grosor, 172 gramos de peso. El iPhone 6 Plus es extremadamente delgado y liviano, y transmite sensación de seguridad al tenerlo entre las manos: Su cuerpo metálico, lejos de hacerlo resbaloso o inestable, le confieren una sensación de seguridad, de resistencia.

Apple sabe lo que hace en diseño, y en su propuesta phablet ha plasmado su esencia: Líneas impecables en un terminal estilizado y ligero, que coquetea con las curvas en sus bordes, separándose de los laterales rectos a los que nos tenían acostumbrados los de la manzana. Con estas formas redondeadas no podemos decir que Apple haya seguido fielmente con su línea de diseño… Y aunque esto es cuestión de gustos, creo que realmente con el iPhone 6 Plus la ha mejorado.

El Samsung Galaxy Note 4, por su parte, respeta las líneas de diseño de sus antecesores, incluyendo el terminal que dio origen a esta categoría phablet. Al verlo de frente casi no notas los cambios con el Note 3, por ejemplo: la pantalla de 5,7 pulgadas (frente a las 5,5 pulgadas del iPhone 6 Plus) asume todo el protagonismo, con marcos muy finos, y se mantiene en el extremo inferior frontal el botón físico de control del menú.

SamsungGalaxyNote4_iPhone6Plus_Frente

En cuanto a las pantallas, más allá de su tamaño, hay que ver de qué están hechas: 1.920× 1.080 de resolución tiene el iPhone 6 Plus en su pantalla hecha de retina HD, con 401 píxeles por pulgada; frente a los 1.440 x 2.560 píxeles del Samsung Galaxy Note en Super AMOLED QuadHD. En ambos casos notamos colores brillantes, contrastes perfectos. Muy igualados en este aspecto. De la pantalla del iPhone 6 Plus debo destacar que tiene polarización incorporada mejorada así que se puede ver a plena luz sin problemas. El Note 4 no he podido utilizarlo en exteriores todavía.

En la parte trasera, también hay pocos cambios: el Galaxy Note 4 tiene el característico logo de la marca en letras metalizadas que destacan sobre el material en el que está hecha la tapa y que imita la piel, tal como su antecesor, el Note 3, o el buque insignia de la coreana, el Samsung Galaxy S5. Si bien a nivel estético este material puede gustar más o menos, proporciona un buen agarre al teléfono, con lo cual su función tiene que ver con ergonomía y facilidad de uso.

 

SamsungGalaxyNote4_iPhone6Plus_atras

El iPhone 6 Plus mantiene en su parte trasera el logo de la marca y en esta oportunidad incluye unas líneas blancas, que si bien van con el estilo del terminal, se presume son para evitar interferencias con los componentes internos (dado el cuerpo de metal)… Vemos, además, como sobresale un poco el lente de la cámara. Desde Apple nos dicen que es un aspecto de diseño bien estudiado. En principio, si bien puede gustar más o gustar menos, pareciera que les faltó espacio interior para meter la lente. Lo cierto es que no molesta, porque le han adornado con un anillo metálico que le enmarca a perfección: digamos que quedó como un adorno, un pendiente de los que usamos por razones estéticas, así que ‘bien salvado’.

Cámara

Cada vez somos más amantes de la fotografía móvil, cosa que a los fabricantes de cámaras compactas no debe hacer muy felices… Lo cierto es que ante esta tendencia, ya es una necesidad que los móviles de alta gama incorporen opciones para ayudarnos a inmortalizar nuestros momentos, y Apple y Samsung claramente no son la excepción.

Sin embargo, en estos tiempos en que las guerras tecnológicas se resumen entre pulgadas de pantalla, mAh de batería y megapíxeles de cámara, Apple sigue plantado en sus 8 megapíxeles para la cámara principal de su iPhone 6 Plus. ¿Eso es bueno o malo? ¿Se han vuelto locos en Cupertino? La explicación de Apple es sencilla y muy lógica: Una buena foto no es solo una foto grande, que es lo que te dan los megapíxeles. Una buena foto es color y luz, y eso nos lo da el sensor. Así de claro.

SamsungGalaxyNote4_iPhone6Plus_borde

Samsung Galaxy Note 4, por su parte, apuesta a los 16 megapíxeles con F2,4, Smart OIS, enfoque automático rápido, y Live HDR (colores intensos) en su propuesta con el Note 4. La cámara delantera es de 3,7 megapíxeles con objetivo F1,9 paa que entre mucha luz y las fotos salgan perfectas) y un modo selfie panorámico que permite activar la cámara desde el sensor trasero que incorpora el Note 4, y que hace que en las autofotos entren muchas más personas sin que el posado sea un problema.

Experiencia de uso

Ha sido muy poco lo que he podido interactuar con el Samsung Galaxy Note 4 como para dar un veredicto en este particular, pero sí que quiero compartir mis primeras impresiones con él. Lo primero que he de decir, es que he usado móviles de Samsung por mucho tiempo, con lo cual sus usuarios estarán más que familiarizados con la interfaz del Note 4, y quién venga de un Note pues verá la evolución en aspectos de software sobre todo.

El iPhone 6 Plus me está generando gratas sorpresas, quizá porque desde hace tiempo no llevaba iOS como sistema operativo en mi terminal móvil principal, y éste en una pantalla de dimensiones phablet da mucho juego. La experiencia del desbloqueo con la huella, por ejemplo, o su uso como autentificador de la AppStore es de aplaudir porque simplifica mucho la vida. La cámara de la propuesta de Apple es tan sencilla de usar y da resultados tan acertados, que genera gran satisfacción. Pronto compartiré por aquí un análisis detallado del iPhone 6 Plus y del iPhone 6, donde abordaré estos aspectos en detalle.

Ahora bien, del Note 4 tengo que destacar algo que hecho de menos en el iPhone 6 Plus: el S-Pen, su lápiz óptico. Una pantalla de más de 5,5 pulgadas es muy útil para responder correos y tomar notas, por ejemplo. Con el dedo se puede hacer, pero con el S-Pen es mucho más rápido y sencillo. Como usuaria de la gama Note desde sus orígenes, he de confesar que me ha gustado la mejora en la sensibilidad del accesorio: la escritura es cada vez más natural, imita mejor la sensación de escribir en papel, y eso, sin lugar a dudas se agradece, sobre todo en profesiones como la mía de periodista.

SamsungGalaxyNote4_SPEN

Batería

La batería del iPhone 6 Plus es todo un logro: Sus 2.915 mAh han resistido mis presiones y obsesiones con maestría, no solo rindiendo el día entero (días de trabajo, funcionando como único dispositivo por más de 12 horas de ir y venir de emails, capturas de pantalla, realización de fotografías y vídeos, consultas de mapas…), sino aguantando la noche entera sin carga y apenas mostrándose en agonía (al llegar al 20% de batería) a la mañana siguiente.

Lo de la batería del phablet de Apple ha conquistado mi corazón, de verdad. Y es que en la otra esquina le aguarda el Samsung Galaxy Note 4, que parte con la ventaja de tener batería extraíble, pero no he podido probarlo en condiciones reales, en mi día a día, salvo en las demos organizadas por el fabricante, con lo cual de momento no puedo saber si sus 3.220 mAh son suficientes o no… Cuestión de esperar para poder opinar con propiedad sobre este aspecto del rey de los phablets Android.

Veredicto

iPhone 6 Plus Vs. Samsung Galaxy Note 4: ¿Quién es el verdadero Rey del mundo phablet? Aún es pronto para opinar, sobre todo porque el contacto que hemos tenido con el Samsung Galaxy Note 4 aún ha sido muy de ‘demo’, no hemos podido sacarle provecho en profundidad, en el uso cotidiano del día a día… Sin embargo, a primera instancia, debo decir que tengo muy buenas sensaciones de ambos dispositivos, cada uno con sus cosas que me gustan más y sus cosas que me gustan menos…

Apple llega tarde al mundo phablet, frente a Samsung que trae experiencia en el área, tanto, que fue su Galaxy Note primero el que dio origen a esta gama híbrida… Por allí podríamos decir que los coreanos llevan ventaja, y que eso se nota en cosas como el S-Pen y el software que le han desarrollado para darle mayor uso a las dimensiones de su Galaxy Note 4.

Pero como bien dice una canción del compositor mexicano José Alfredo Jiménez, “que no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar”, no siempre el que llega de último va a la cola… Apple ha respondido a demandas del mercado, y aunque de momento se niegan a dar información oficial sobre si se está vendiendo mejor el iPhone 6 que el iPhone 6 Plus o viceversa, lo cierto es que han conseguido impactar con su propuesta, cosa que los usuarios de iOS de seguro agradecen.

La pregunta que siempre me hacen: ¿Se cambiará un usuario de Android a iOS, o viceversa? Lleva a la respuesta con la que comencé este artículo: Depende. No creo que una persona que haga “su vida” en Google (en Gmail, especialmente), esté pensando en otra cosa que no sea Android.

Sin embargo, como esto va de ecosistemas, el usuario de Mac, que se había entusiasmado con el iPad y luego probó un móvil Android de pantalla grande, sí que puede ver que sus plegarias han sido escuchadas… Allí sí creo que podrían haber cambios de Android a iOS. ¿Y viceversa? Bueno, Samsung está mostrando con el Note 4 una continuidad, con lo cual poco merece la pena abordar ese enfoque, al menos de momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.