Es bien sabido que los condones son una de las herramientas más eficaces que posee el ser humano en su lucha contra la propagación del VIH –SIDA- aunque, por desinformación, o simplemente desgano, se deja de lado al momento de mantener relaciones sexuales, exponiéndose además a infecciones venéreas y embarazos no deseados.

Sin embargo -según reseñan en el portal DigitalTrends– ahora el mundo podría conseguir un nuevo condón que las personas sexualmente activas realmente desearán usar. Y es que gracias a la labor de una profesora de Texas A&M, se plantea una nueva propuesta de preservativos de látex con un polímero de hidrogel que duplica la seguridad sexual activamente aún después de que el virus haya contaminado, pues está mezclado con un ingrediente antioxidante que tiene propiedades anti-VIH, que además puede mejorar la experiencia sexual.

La creadora de este nuevo y revolucionario profiláctico es Mahua Choudhury, profesora asistente en el Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M y fue una de los 54 ganadores seleccionados por la Fundación Bill y Melinda Gates escogida entre una población de 1.700 solicitantes del Grand Reto en la salud mundial.

En cuanto a su estudio, Choudhury manifestó que los hidrogeles, como los usados en el de su nuevo diseño, ya han sido utilizados en sensores táctiles, así como en lentes de contacto y aplicaciones médicas. Añadió a su vez que el material de hidrogel del condón sólo incluye características adicionales de seguridad sexual a la eficacia actual de los condones regulares.

El hecho de que un condón se rompa puede causar serios contratiempos si se usa un preservativo regular. Pero, en su búsqueda de evitar la propagación de la enfermedad en caso de rotura, el hidrogel en el preservativo de Choudhury está diseñado con un antioxidante de origen vegetal que dentro de las paredes del mismo se libera cuando el condón se rompe.
Además de prevenir el traspaso de enfermedades de transmisión sexual y la reducción de los embarazos no planificados, el condón de Choudhury cuenta con un componente de lucha contra la enfermedad del VIH.

Este antioxidante, según el estudio realizado por la investigadora, ha demostrado poseer propiedades anti-VIH, y puede detener la replicación del virus. Acotó además que el antioxidante encontrado en el hidrogel también cuenta con propiedades estimulantes que aumentan la tonificación fisiológica y sentimientos de placer durante las relaciones sexuales.

“Si tenemos éxito, este condón revolucionará la iniciativa de prevención del VIH. No sólo estamos haciendo un nuevo material de los condones para prevenir la infección por el VIH, también estamos apuntando a la erradicación esta infección si es posible “, dijo Choudhury del nuevo condón.

Mientras la doctora Choudhury y su equipo esperan la aprobación de una solicitud de patente, continúan trabajando para afinar la velocidad y la eficacia de la liberación antioxidante del condón para luego poner en marcha la prueba, que espera pueda llevarse a cabo en unos seis meses.

La consolidación de este proyecto podría ser un gran paso para el avance en la lucha contra el VIH mientras los científicos continúan en la búsqueda de su cura y una vacuna que la prevenga de manera definitiva.

Para finalizar, Choudhury manifestó que espera que este condón pueda ser entregado pronto en las zonas rurales, donde el acceso a los recursos y la información sobre salud sexual son limitadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.