Hace solo unos años eliminar el vello corporal y facial con láser solo era posible en centros especializados o en una clínica dermatológica, desde hace un tiempo es posible hacerlo en tu propia casa. Las afeitadoras y depiladoras han dado paso a una generación de depiladoras láser caseras son tendencia. Si estás pensando en comprar una depiladora láser casera has llegado al lugar indicado. Te contamos todo lo que debes saber para elegir la mejor.

¿Qué es una depiladora láser casera?

Una depiladora láser es una máquina que permite eliminar el vello corporal sin recurrir a maquinillas, cera caliente o cremas, en su lugar utiliza la luz. El haz de luz concentrado debilita poco a poco el proceso de crecimiento del vello, ya que deteriora el folículo piloso, hasta que ya no sale.

Se pueden distinguir dos tipos de depiladora láser casera, la de láser concentrado y la IPL o de Luz Pulsada.

  • Depiladora Láser: lanza un rayo que se concentra en un punto pequeño, por lo que es un método preciso con muy buenos resultados. Como abarca un área muy pequeña, tarda más, pero es ideal para personas que tengan un tono de piel más claro y un vello grueso y oscuro.
  • Depiladora IPL o de luz pulsada: Emite un haz de luz de mayor espectro, por lo que abarca más superficie de piel. Está recomendada para tonos de piel más variados. Debido a que abarca más espacio, utilizarla acorta el tiempo de duración de la sesión, pero es necesario que realices bastantes.

Guía de compra para elegir una depiladora láser casera

Con el fin de elegir la mejor depiladora láser para ti, tienes que tener presente diferentes factores. Estos son algunos.

Modelo y tamaño de la depiladora

Puedes elegir entre modelos de tamaño compacto, que se puedan llevar a cualquier parte y cuestan hasta 200 euros. También tienes modelos con forma de pistola, fácil de sujetar y con más potencia, con precios hasta los 300 euros.

Zona del cuerpo donde se usará

Algunas depiladoras láser son idóneas para el rostro y el cuello, quizás también para el torso y el área axilar. Por otra parte, algunos aparatos son mejores para la depilación de las piernas o el área del bikini, lo ideal es una que sirva para varias zonas.

¿Tendrá sensor de piel?

Es una función que sube el precio del aparato, pero resulta muy útil, pues detecta el tipo de piel que tienes y adapta la intensidad del rayo. De esta forma se evitan posibles quemaduras o irritaciones y más personas de la casa pueden utilizarla.

Tiempo de vida útil de la lámpara

Para que tu inversión sea rentable, lo mejor es que el número de pulsaciones sea mayor a 100.000, lo que garantizará suficientes sesiones. Algunas lámparas son reemplazables.

Velocidad e intensidad de trabajo

Tener un regulador de velocidad e intensidad de rayo permitirá terminar más rápido el trabajo o tardar un poco más de lo habitual. El tamaño de la ventana (y por extensión del rayo de luz) también incide en el tiempo que lleva realizar la depilación.

Inalámbrica o con cables

Decidirte por una dependerá de tus necesidades y forma de uso. Aunque la inalámbrica es más práctica y se puede usar en cualquier sitio, si te quedas sin carga tendrás que cargarla primero antes de usarla. Por eso en esos casos la que va con cable es más eficiente.

Disponibilidad de accesorios

Algunas máquinas tienen estuches para guardarlas y transportarlas, otras tienen cabezales de distintos tamaños, adaptables o removibles. Si necesitas utilizar estos accesorios, es mejor comprar una depiladora láser que ya los traiga y no gastar de más comparándolos a parte.

Periodista de tecnología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí