Que te roben la cuenta de Instagram es un varapalo importante si es tu fuente de ingresos, por ejemplo, un negocio o eres influencer. Sin embargo, es un mal menor si simplemente es una cuenta privada con pocas publicaciones, pocos seguidores y poca repercusión e interés, pero aun así es un fastidio.

Vamos a explicarte paso a paso qué hacer si detectas que te han hackeado la cuenta de Instagram, aparte, te diremos que no siempre hay un final feliz, y que en algunas ocasiones hay que recurrir a empresas especializadas para que medien con Meta y puedas recuperar tu cuenta de Instagram.

Me han hackeado Instagram: ¿Qué debo hacer?

En este tipo de robo hay dos claves importantes, si se tiene acceso o no al correo electrónico con que te registraste. Si has respondido SÍ, estás de suerte, si has llegado tarde y la respuesta es NO, el proceso se va a alargar un poco. ¡Empezamos!

Tengo acceso al correo

Normalmente cuando sucede el hackeo, lo primero que hacen es cambiar la información personal, eso incluye el correo electrónico, el nombre, la contraseña, eliminan las publicaciones, etc. Por eso es imprescindible que seas rápido, y en el momento en el que detectes el robo, accede a tu cuenta de Instagram desde otro dispositivo poniendo tu correo electrónico y cambiando la contraseña de la cuenta por una contraseña muy segura.

Es conveniente que refuerces la seguridad de tu correo electrónico cambiando la contraseña y agregando otros filtros de seguridad como, por ejemplo, la verificación en dos pasos.

No tengo acceso al correo

Si, por el contrario, no tienes acceso a tu cuenta de correo electrónico, entonces la situación se vuelve compleja. El proceso para recuperar tu cuenta ya no será tan rápido e instantáneo, sino que podría tardar incluso semanas y meses.

Lo que tienes que hacer es abrir Instagram en el navegador de tu ordenador y, como no tienes acceso a tu cuenta, pulsa en «¿Has olvidado la contraseña?» y después introduces tu nombre de usuario y, a continuación, pinchas en «¿Necesitas más ayuda?». Después, selecciona la opción donde se indica que ya no tienes acceso a tu cuenta en dicha red social.

Explica tu caso, en inglés preferiblemente, y solicita la ayuda del servicio de asistencia de Instagram. A partir de aquí, Instagram se hará cargo de tu solicitud y te irá informando del proceso enviándote información a la cuenta de correo electrónico que les proporciones en ese momento.

Servicio de asistencia de Instagram

A través de la web de ayuda de Instagram, que está en inglés, puedes contactar con ellos para explicarles lo sucedido. Los enlaces te los dejamos aquí:

En esos artículos oficiales de Instagram te explicarán paso a paso qué hacer en cada caso y cómo ponerte en contacto con ellos para solucionar esta situación a la mayor brevedad posible.

Contrata una empresa mediadora

Existen empresas especializadas en mediar entre tú y Meta, y suelen ser consultorías de protección de datos. Recuerda que Meta es el grupo de empresas que recoge a Facebook, Instagram, WhatsApp, entre otras. Por eso es importante ponerse en contacto con alguien que maneje estos temas y sea capaz de hablar directamente con algún perfil que pueda ayudarte. Esto solo lo recomendamos para perfiles grandes que vean expuestos sus datos privados, como negocios online e influencers.

Algunas de estas empresas son: ClickDatos, Grupo Adaptalia, exevi, datax, Zenit, etc.

Estas empresas son solo ejemplos, no quiere decir que debas acudir a ellas de forma obligada para que te solucionen el hackeo. Ellos, si contratas sus servicios, podrán guiarte en el proceso de control y protección de tus datos, e incluso podrían ayudarte a mediar en esta situación, pero NO ES GARANTÍA DE ÉXITO.

Al día se hackean miles de cuentas en las diferentes redes sociales dentro del grupo Meta, así que piensa la cantidad de gente que acude al servicio de asistencia de Instagram, en este caso. Así que no es de extrañar que el proceso de recuperación se demore varias semanas.

Consejos claves

Algunos de los consejos claves que puedes poner en marcha ahora que tus cuentas sociales están sin hackear son los siguientes:

  • Contraseñas largas con mayúsculas, minúsculas, números y con símbolos como: !&?$
  • Contraseñas que no se repitan con otras cuentas. Es decir, no compartir la misma contraseña en diferentes plataformas.
  • Activar la verificación en dos pasos.
  • Cuando tu gestor de correo electrónico te aconseje reforzar la seguridad, es porque algunos de los datos han sido filtrados, como el correo electrónico o la contraseña.
  • Comprueba tu actividad de inicio de sesión entrando en configuración. Desde allí puedes detectar actividad sospechosa y cerrar las sesiones activas.
  • No compartas datos privados en redes sociales, y no nos referimos solo a contar tu día a día y a dar tu ubicación, que también es grave, sino a no dar información privada como tu correo, contraseñas, teléfono, etc. No sabes al 100% quien te está viendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.