“secador

Un nueva vacuna está siendo probada para mejorar la respuesta inmunitaria en pacientes con cáncer. El preparado que contiene proteínas alteradas del tumor del paciente, es una luz para las personas que padecen la enfermedad en órganos como pulmón, vejiga y colon, además de mutaciones como el melanoma.

La especialista venezolana en Microbiología, Neuroinmunología y Genética, Beatríz Carreño, lidera desde la Washington University School of Medicine, en EEUU, los estudios que han comprobado que el uso de proteínas alteradas del paciente con tumor “provocan una mayor reacción en las células T, al multiplicar en número y frecuencia su capacidad de reconocer sustancias aisladas de los tumores”.

Las células T son, según Wikipedia, “responsables de coordinar la respuesta inmune celular constituyendo el 70% del total de los linfocitos que segregan proteínas o citocinas. También se ocupan de realizar la cooperación para desarrollar todas las formas de respuestas inmunes, como la producción de anticuerpos por los linfocitos B”. Estas células tendrían efectos importantes en los tumores y otras células infectadas con virus.

La revista científica Science, se ha hecho eco de esta investigación y publica que para la elaboración de la vacuna fueron utilizadas células dendríticas que se sumaron a las proteínas alteradas del tumor del paciente. Los investigadores aislaron precursores de estas células y las cultivaron en el laboratorio debido a que no son muy abundantes en el organismo.

La Profesora Carreño ha comentado que las vacunas que han sido ya desarrolladas contra el cáncer, son comúnmente generalizadas y su respuesta inmune no es muy fuerte. No es ese el caso de la que se elabora bajo su cargo, la cual vendría a ser de las primeras personalizadas y tendría buenos resultados en pacientes con tipos de cáncer que tengan alto componente inmunológico y mutaciones, tales como los de pulmón, vejiga, colon y el melanoma.

“El uso de proteínas alteradas ha demostrado tener una mayor capacidad para activar el sistema inmune, porque cuando las proteínas son normales, no son realmente sustancias extrañas y, por tanto, la respuesta inmune no es muy fuerte. A mayor número de mutaciones, encontramos más proteínas alteradas que podemos usar para activar el sistema inmune. Estamos hablando de una nueva manera de atacar el cáncer, con la información genómica de los tumores. Usamos las alteraciones en el tumor para acelerar el sistema inmune”.

Hasta el momento esta inmunoterapia se ha probado en tres pacientes, sin embargo se espera que signifique un gran avance para el tratamiento del cáncer y las vacunas personalizadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.