BANNER CECOTEC

La conexión entre los dispositivos portátiles y la conducción es cada vez más estrecha gracias al nuevo laboratorio de Investigación de Wearables de Ford. Allí, científicos e ingenieros trabajan para integrar los wearables y los vehículos, y para permitir que las tecnologías de asistencia al conductor estén más atentas a la persona al volante, sobre todo en situaciones de estrés o somnolencia.

“A medida que cada vez más consumidores utilizan relojes inteligentes, gafas inteligentes y pulseras de actividad deportiva, esperamos desarrollar futuras aplicaciones que trabajen con esos dispositivos para mejorar la funcionalidad dentro del vehículo y el nivel de concienciación del conductor”, dijo Gary Strumolo, director global de Diseño e Infotronics, Ford Investigación e Ingeniería avanzada.

Los investigadores del laboratorio, ubicado en Dearborn, Michigan, se encuentran analizando la posibilidad de vincular la información de salud con las tecnologías a bordo de vehículos, incluidos los asistentes de mantenimiento en el carril y el sistema de información de punto ciego.

El asistente de mantenimiento en el carril, por ejemplo, podría llegar a ser más sensible si un reloj inteligente enviara datos al vehículo sobre el conductor, como el no haber dormido lo suficiente la noche anterior. O también si aumenta la frecuencia cardíaca de un conductor a medida que el tráfico se incrementa, o si con la adaptación del control de crucero o el Sistema de información de punto ciego puede incrementar la distancia entre vehículos, facilitando al conductor una conducción más tranquila.

“La tecnología portátil (wearable) integrada con el vehículo permite contar con datos biométricos más precisos y transmitir de forma continuada, y así poder alertar de manera más sensible a los sistemas de asistencia activa al conductor, cuando los conductores muestran signos de cansancio o falta de atención”, dijo Strumolo.

Vale acotar que la capacidad de medir los datos de vigilia y de salud, incluyendo la presión arterial, glucosa en la sangre y el ritmo cardíaco a través de la tecnología portátil también podría beneficiar a las características de conducción semiautónoma.

El laboratorio de wearable está investigando maneras de indicar cuando un conductor está utilizando elementos semiautónomos y la posibilidad potencial de retomar el control de conducción del vehículo. Si se encontrara con una carretera en obras o un accidente, que la situación requiere que una persona tome las riendas del coche, la tecnología enviaría unas vibraciones a la muñeca o incluso activaría luces intermitentes en el salpicadero del coche.

Los investigadores también se encuentran analizando y probando el control por voz para la versión reloj inteligente de MyFord® Mobile que permite a los conductores de vehículos Ford -de forma remota- arrancar el coche, bloquear, desbloquear y localizarlo a través de la aplicación en el reloj. El Laboratorio está integrando los comandos de voz de la aplicación para permitir a los propietarios de los smartwatches poder utilizar estas funciones sin tocar el reloj o el móvil.

Otro experimento que se está llevando a cabo en el laboratorio tiene que ver con la realidad aumentada o gafas inteligentes, y la experiencia con el concesionario. Los clientes podrían utilizar gafas inteligentes a medida que se guían a sí mismos a través del showroom, obteniendo información adicional sobre los vehículos sobre los que estaría interesado. A través de las gafas podrían ofrecer una amplia gama de características, desde especificaciones técnicas hasta una prueba de conducción virtual.

“El potencial en este campo no tiene fin”, dijo Strumolo. “Estamos evaluando diversos dispositivos portátiles y aplicaciones – todo, desde ayudar a mantener a los conductores de Ford más saludables y más conscientes al volante hasta llegar a ofrecer al cliente una experiencia mejorada en nuestros concesionarios”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.