El mundo está en alerta por otro brote epidemiológico: el virus Zika. Hoy día la enfermedad está presente en más de 20 países de América Latina y en Europa se han registrado al menos 12 casos. La rápida propagación de este virus y su posible relación con casos de microencefalia en niños es lo que ha hecho que gobiernos y científicos comiencen a diseñar estrategias para atacar el brote: La tecnología contra el mosquito que transmite el virus Zika puede ser la clave.

El virus Zika, identificado por primera vez en 1947 en Uganda, se transmite por la picadura de mosquitos pertenecientes a la familia Aedes, principalmente por la variedad Aedes aegypti. Esta variedad de mosquito, transmisor de otras enfermedades como el dengue o el Chikungunya, vive en climas tropicales, razón por la cual América Latina ha sido la región más afectada hasta los momentos.

Aunque algunos expertos creen que la propagación de este virus en Europa “es posible pero poco probable”, debido a que en la región no existe el mosquito Aedes aegypti, en España, por ejemplo, sí existe la variedad Aedes albopictus, un mosquito de la misma familia mejor conocido como mosquito tigre, el cual podría llegar a transmitir las mismas enfermedades.

Pero, sin importar si se tratan de casos autóctonos o importados en Europa, lo cierto es que existe un brote que ha puesto en alerta a todo el mundo, a tal punto que la Organización Mundial de la Salud declaró al virus Zika como una emergencia sanitaria global, esto debido a la vinculación de la infección con enfermedades neurológicas en niños recién nacidos.

Síntomas del Zika

Esta medida del organismo, que coloca al virus Zika en la misma categoría de atención internacional que tuvo el Ébola en 2014, tiene como objetivo contener la propagación del virus. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de la OMS en conjunto con gobiernos, tanto estos como científicos ya se encuentran desarrollando otro tipo de soluciones ayudados por la tecnología para hacerle frente a la enfermedad.

El virus Zika no es una enfermedad grave y los síntomas más comunes son fiebre leve y erupciones en la piel, y en algunos casos malestar general, conjuntivitis y dolor en músculos y articulaciones. Sin embargo, por su rápida propagación, el mayor peligro es para las mujeres embarazadas debido a la posible conexión del virus con la microcefalia en niños.

Ante esto, científicos y gobiernos, sobre todo en América Latina que es la región más afectada, han comenzado a desarrollar diversas soluciones para combatir el virus. Debido a que no existe una vacuna para la enfermedad, la única manera de luchar contra esta es a través de la prevención y para ello se han creado algunas estrategias para reducir la proliferación del mosquito del Zika.

Una vacuna contra el Zika podría acabar con la enfermedad transmitida por un mosquito
Una vacuna contra el Zika podría acabar con la enfermedad transmitida por el mosquito

Mosquito contra el Zika

En los últimos años la tecnología ha revolucionado el mundo de la medicina con prótesis biónicas, chips implantables y wearables que analizan nuestra salud, por ello no es difícil creer que pueda ser utilizada para controlar la propagación de una enfermedad como el Zika.

Recientemente, el portal CNN Expansion informó que ha sido creado un mosquito transgénico llamado OX513A que ayuda a reducir la proliferación del mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión del virus Zika. Este insecto ha sido modificado genéticamente para que su descendencia muera antes de que alcance la edad adulta y así no pueda reproducirse.

El mosquito Aedes aegypti transgénico fue creado por Oxitec, la filial británica de Intrexon, la compañía estadounidense de biología sintética. Según los desarrolladores, la producción de este insecto ha logrado buenos resultados en el control de la población del Aedes aegypti, razón por la que construirán una segunda instalación para producir mosquitos en la localidad de Piracicaba en Sao Paulo.

Oxitec ha indicado que, tras la liberación de 25 millones de insectos transgénicos entre abril y noviembre del año pasado en un vecindario de Piracicaba, se ha logrado una reducción de las larvas silvestres del Aedes en un 82%. Además, las autoridades de la localidad reportaron un fuerte descenso de los casos de dengue en la zona.

Una bacteria contra el Zika

La biotecnología también ha tomado parte en la emergencia sanitaria causada por el virus Zika. Actualmente está siendo aplicada en Costa Rica para atacar al mosquito Aedes aegypti con el uso de una bacteria que evita su reproducción.

Aunque en Costa Rica aún no se han registrado casos autóctonos del virus Zika y solo se han reportado dos importados de la enfermedad, el Ministerio de Salud del país ha decidido poner en marcha esta acción debido a que muchos países del continente ya han sido afectados.

La bacteria, llamada spinosad, es aplicada en forma de pastilla en grandes depósitos de agua, ya sean naturales o no, donde se sospecha de la reproducción del mosquito Aedes aegypti. La pastilla ataca la larva a través de la ingestión y del contacto, y la mata en 48 horas. El producto, que actúa solo en larvas y no en mosquitos, no genera ninguna toxicidad para el ser humano, por lo que puede ser usado de forma segura.

“Esta es la mejor opción de tecnología biológica para el control de larvas que existe en el mercado, debido a la residualidad por 10 semanas que incluso permite el recambio del 80% de agua diario, sin perder el efecto”, indicó el Dr. Rodrigo Marín, encargado del Programa de control de vectores del Ministerio de Salud.

Sin embargo, a pesar de ser una buena forma de controlar la proliferación del mosquito, las autoridades de salud del país centroamericano explicaron que la utilización de este tipo de tecnología biológica no significa que la población deba olvidar las prevenciones tradicionales como la eliminación de criaderos de mosquitos.

Tecnología nuclear Vs. el Zika

La tecnología tiene muchísimas aplicaciones, entre ellas la nuclear. Entonces, ¿será posible atacar el virus Zika con tecnología nuclear? Algunos expertos creen que la tecnología nuclear podría ayudar para esterilizar al mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad, para así reducir su proliferación.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, ha dicho que la tecnología ha sido una herramienta bastante eficaz para la esterilización de insectos porque ha logrado la reducción o la erradicación de la población de muchos mosquitos y otros portadores de enfermedades.

Amano, quien visitará México, Panamá, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Costa Rica, ha afirmado que la tecnología nuclear podría ser útil para esos países, sobre todo para aquellos que ya utilizan la energía nuclear no solo para generar energía, sino también para ayudar a pacientes de cáncer o a pequeños agricultores.

Aunque aún no existe un proyecto en concreto para utilizar la tecnología nuclear para la esterilización del mosquito transmisor del virus Zika, la idea ya ha sido probada de alguna manera. En Guatemala, por ejemplo, la agencia nuclear de la ONU ha desarrollado un proyecto con esta tecnología para combatir el “Hemileia vastatrix”, un hongo que afecta las plantaciones de café.

Asimismo, en África, la esterilización de insectos ha probado ser exitosa contra la mosca tse tse, transmisora de la llamada “enfermedad del sueño”, que afecta tanto a humanos como al ganado. Por tanto, hay muchas probabilidades de que la implementación de esta tecnología en el Aedes aegypti también sea exitosa si llegara a hacerse. Y es que quizá la tecnología pueda ser la clave para acabar con el mosquito que transmite el Zika y así evitar su contagio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.