Actualmente las redes sociales han dado un vuelco a la forma de comunicarnos y se han convertido en una parte importante de nuestras vidas. Para lo bueno y para lo malo.

Inclusive adquirimos costumbres que, normalmente, no tendríamos en la realidad. Son tan comunes que el Laboratorio de Kaspersky Lab nos enumera un ranking con los riesgos en Facebook, es decir, los 5 principales errores que ponen en peligro nuestra vida, nuestra reputación y nuestro dinero. Aquí te los contamos

1.- Publicamos nuestra biografía completa

Aunque es tentador tener muchas felicitaciones y “me gusta” en nuestro cumpleaños conviene considerar cuántos servicios- bancos e instituciones financieras- confían en tu información personal para dar acceso a la cuenta. A los cibercriminales les encanta las redes sociales, pues obtienen todo tipo de datos rápido y fácil.

¿Cómo minimizar los riesgos? Es necesario soslayar nuestra tentación de hacer publico datos propios, como fecha de nacimiento, o al menos no indicar el año, nombres de familiares o mascotas y entre otros.

2.- Publicamos nuestros posts en abierto

Dime qué y para quién públicas y te diré tu suerte… Esto incluso ha costado a algunos su trabajo.

Normalmente consideramos que los posts de Facebook son una forma moderna de contar historias. Pero debemos tener cuidado con el público que puede verlo…

Y es que alguien podría, accidentalmente o con intención, usar esa información para perjudicarte en tu vida personal o el trabajo.

Comparte “solo con amigos” o “amigos de amigos”. De lo contrario asume las consecuencias.

3.- Usamos Facebook para iniciar sesión en otras páginas y otros servicios de Internet

Recordatorio elige una contraseña fuerte y segura para tu cuenta. Activa la doble verificación no la utilices la cuenta de Facebook con ningún otro servicio.

4.- Compartir ubicación

Queremos decir donde estamos para alardear, pero resulta que estás ayudando a otras personas a saber dónde estás, dónde vives y trabajas. Esto puede ser especialmente peligroso para niños y jóvenes.

Recuerda: ¡Piensa mal y acertarás! Así que mejor desactiva el geoetiquetado (con el que incorporas el lugar donde has tomado una fotografía) en las imágenes que publicas.

No uses la función “lugares” o crea una lista muy pequeña y controlada de gente que puede ver tus lugares.

5.- Agregamos amigos que no son amigos

¿Error o es que quieres ser popular? Al agregar a alguien que tú apenas conoces, o no lo conoces de nada, aunque tengáis diez amigos en común, debes saber que al “aceptar” das acceso a tu información, publicada en el modo “solo amigos”, a un montón de desconocidos, que podrían usarla para hacer… Cualquier cosa.

Dato: Por tu seguridad y la de tus amigos hazte amigo solamente de gente que conozcas personalmente…  ¡Y que conozcas bien, que no vale hacerse mejor amigo de Facebook del tío que ves cada mañana en la parada del autobús!

Un par de consejos

Luego de leer esto, quizás quieras hacer un análisis especial de tu red personal en Facebook, ya que esto resaltará cualquier tipo de actitud extraña entre las personas que se supone son tus amigos.

Atento con el spam: Un desconocido puede enviar mensajes (quizás con spam y enlaces maliciosos) y hacerse amigo de aún más personas, ya que tu amistad aumenta la autoridad de esta persona… ¡No caigas en su trampa!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.