“Los conductores no siempre son conscientes de estar superando la velocidad permitida y a veces sólo se dan cuenta de ello cuando les llega una multa a casa o les para la policía”, ha declarado el supervisor de seguridad activa de Ford Europa, Stefan Kappes, quien considera esto como uno de los principales motivos de la compañía norteamericana para lanzar una nueva tecnología llamada Limitador Inteligente de Velocidad (Intelligent Speed Limiter) el cual será capaz de controlar la rapidez máxima en la que viajan los vehículos y mantenerlos en el límite permitido.

El sistema automático vendrá incorporado en el nuevo modelo del fabricante estadounidense, el Ford S- MAX y podrá activarse a través de unos controles ubicados en el volante. Será posible establecer allí la velocidad máxima del vehículo la cual, si es mayor al límite de velocidad permitido, será detectada ya que en el parabrisas, el coche incorpora una cámara que ubica las señales de tráfico.

Tanto con el análisis de las señales como con la detección de peatones que caminan frente al vehículo, el sistema garantiza una desaceleración suave mediante la disminución del flujo de gasolina hacia el motor, sin necesidad de usar los frenos. Incluso ante esas y otras situaciones, el Limitador Inteligente de Velocidad (LIV) envía notificaciones al conductor y cuando estas no son tomadas en cuenta, el sistema actúa de manera automática. No obstante, esta tecnología tiene la opción de apagarse temporalmente si se pisa firmemente el acelerador.

También permite acelerar siempre que no se exceda el límite señalado en las vías. El rango de velocidades programado está entre los 30 y 200 km/h y el tope puede mantenerse aún conduciendo por largas carreteras comarcales pues, el LIV se comunica con el sistema de navegación a bordo para mantener la velocidad máxima cuando las señales de tráfico aparecen esporádicamente, debido a la distancia entre una y otra.

S-MAX Ford

Portavoces de la compañía han explicado que el Limitador Inteligente de Velocidad combina tecnologías Ford actuales tales como el Limitador de Velocidad Ajustable y el Reconocimiento de Señales de Tráfico, que funcionan en los modelos Focus, el nuevo Mondeo y el Kuga.

Junto a esta innovación, el S-MAX añadirá otra llamada Ayuda en Precolisión con Detector de Peatones con la cual trabajará en conjunto para evitar accidentes, enviando notificaciones y actuando rápidamente si los avisos no son atendidos. De acuerdo con el jefe técnico ejecutivo del Departamento de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford, Pim van der Jagt, estos avances hacen posible que todos tengamos acceso a tecnologías de conducción semiautomática.

“En Ford no solo estamos desarrollando coches, también estamos desarrollando tecnologías
para hacer que la conducción sea más cómoda y segura y para ayudar a mejorar la movilidad en todo el mundo”.

El coche S-MAX ya está disponible para reserva en diversos concesionarios de toda Europa.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.