El fabricante chino Xiaomi sigue sorprendiendo al mundo con el lanzamiento de todo tipo de dispositivos. Esta vez le ha tocado el turno al Ninebot mini, un monopatín eléctrico de dos ruedas en el que se marca la dirección con el balanceo del cuerpo.

Este vehículo es una nueva versión de un Segway, pero fabricado por Ninebot, quien compró la empresa Segway a principios de este año. El dispositivo, creado en asociación con Xiaomi, es capaz de recorrer 22 km con una sola carga con una velocidad máxima de 16km/h.

El Ninebot mini está construido con una aleación de magnesio, pesa 12.8kg y permite una inclinación de hasta 15º para subir pendientes. Uno de los aspectos más importantes de este nuevo monopatín es que puede conectarse al móvil para transmitir datos como velocidad, distancia y tráfico.

Otro punto fuerte de este nuevo dispositivo es su precio. El Ninebot mini cuesta 1.999 yuanes, lo que serían unos 270 euros aproximadamente. Con este monopatín Xiaomi continúa ampliando su catálogo de equipos conectados y con precios como este, nada malos para un vehículo que nos permite desplazarnos cómodamente, seguro que ya se habrán ganado la simpatía de otra cuota del mercado.

“huawei
“ecosistema

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.