Las Google Glass son unas de las promesas tecnológicas del momento, y sin que su uso se haya masificado ya han surgido puntos en contra en cuanto al tema sanitario se refiere: Su uso se ha asociado a dolores de cabeza y fatiga visual.

Como lo lees: Recientemente surgieron críticas a las Google Glass por causar efectos secundarios como dolor de cabeza y fatiga visual al llevarlas puestas; a lo que el optometrista de Google el Dr. Eli Peli aseguró que el uso constante y excesivo de este dispositivo puede producir los mismos malestares que un ordenador o un teléfono móvil. El doctor estableció:

“Normalmente usamos una pierna u otra, pero si tratas de sostenerte en una sola pierna durante un tiempo sentirás tensión, ya que no la estás usando de la misma forma que la sueles usar. Si haces eso durante un minuto, estás aguantando la posición 60 veces más de lo normal”

Uno de los afectados por esta situación fue Chris Barrett, de PRServe que presentó fatiga en la vista y dolores de cabeza, por lo que limitó el uso de las gafas hasta 30 minutos diarios, es decir, ya no puede usarlas permanentemente como antes. Barrett además contactó  con Google y les sugirió que reformularan sus advertencias respecto al uso de estas, obteniendo la siguiente respuesta:

“Como señalamos en nuestro Centro de Ayuda, las Glass están diseñadas para las microinteracciones, no para la mirada fija en la pantalla” le recordó que el artilugio está diseñado para la “microínteracción”.

La empresa le recordó a sus usuarios que las gafas están diseñado para ‘microinteraccióm’, por lo que su uso no debe ser excesivo porque puede afectar la visión. Barret considera que la empresa debe colocar advertencias sobre las gafas para educar a sus usuarios y que su salud no se vea afectada. Para él, Google debe tener la responsabilidad de asegurarse de que el uso de sus dispositivos no afecten a los compradores.

Así, desde Google han recomendado no utilizar las Google Glass durante mucho tiempo porque, como cualquier otro dispositivo con pantalla, pueden causar incomodidades en la vista, ya que mantener el ojo mirando hacia la pantalla colocada en la parte superior derecha de la ceja supone un esfuerzo al cual el cuerpo no está acostumbrado.

Y a todas estas, ¿cuándo saldrán a la venta las gafas? Aunque los rumores señalan que el dispositivo podría estar en el mercado a finales de este 2014, las dudas sobre su viabilidad comienzan a aumentar, lo que podría afectar las grandes expectativas de venta sobre este producto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.