Los televisores siguen su camino hacia la evolución y LG Display lo ha demostrado con la presentación de este nuevo prototipo. La empresa ha mostrado lo que podría ser la nueva generación de televisores: una pantalla OLED extremadamente delgada y ligera.

El nuevo panel mide 55 pulgadas, pesa 4.2 libras y tiene un espesor de tan solo 0.97mm. Pero lo mejor de todo es que puede pegarse de manera sencilla a la pared gracias a una alfombra magnética.

El panel, mostrado durante un evento en Corea, es solo un prototipo, lo que quiere decir que la producción en masa de este tipo de televisores aún no es una realidad. Sin embargo, LG Display sigue apostando por los paneles OLED, los cuales han ido ganando terreno poco a poco en un mercado aún dominado por los paneles LED.

Yeo Sang-deo, jefe de la división de LG Display OLED, dijo que la compañía planea aumentar la producción de pantallas OLED este año, por lo que planean vender unas 600.000 pantallas de este tipo en 2015 y 1,5 millones en 2016.

A principios de año, en el CES, LG mostró siete nuevos modelos de televisores OLED desde 55 hasta 77 pulgadas y en el reciente evento la marca también anunció el lanzamiento de un televisor OLED de 99 pulgadas, aunque probablemente no será tan delgado como el prototipo presentado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.