Además de su constante ritmo en la vanguardia del diseño y el confort en sus vehículos, Ford ha anunciado que pondrá a disposición en sus ejemplares, una innovación ubicada en el volante que supone la solución inteligente que beneficiará a los conductores en cualquier condición de circulación.

Se trata de la nueva generación de tecnología de maniobrabilidad, con la que la estadounidense prevé que sus coches serán más fáciles de conducir a baja velocidad y en espacios reducidos; mientras que a velocidades más altas, resulte más ágil y agradable de maniobrar.

“En primer lugar y ante todo, todos los productos de Ford Motor Company deben ofrecer una excelente experiencia de conducción”
Raj Nair, vicepresidente de Desarrollo de Producto Global de Ford

Innovación para escenarios exigentes

Se ha informado desde la propia multinacional que la Dirección Adaptativa –disponible dentro en un año- cambia la relación entre las acciones del conductor y el volante (el número de vueltas de volante) y cuánto giran las ruedas delanteras.

En vehículos tradicionales, esta relación es fija. Con la nueva Dirección Adaptativa de Ford, la relación de volante cambia continuamente con la velocidad del vehículo, optimizando la respuesta de maniobra bajo cualquier condición.

En ese sentido, Ford ha ilustrado las condiciones y el cómo respondería esta tecnología al conductor –sin importar el tamaño del vehículo-

1) A velocidades más bajas, como al entrar en una plaza de aparcamiento o al maniobrar en calles estrechas, el nuevo sistema hace que el vehículo pueda girar de manera más ágil y fácil, ya que imprime mayor giro en la rueda. Cada maniobra a baja velocidad requiere que se gire menos el volante.

2) A velocidad de autopista, el sistema optimiza aún más la respuesta del volante, permitiendo que el vehículo responda de manera más suave y precisa al conductor. La Dirección Adaptativa puede ayudar a que el conductor se sienta más cómodo y hace que cualquier recorrido sea más agradable.

Cuando a forma y fondo se refiere

Ford ha dejado claro que la aplicación de esta innovación no altera el sistema tradicional de cualquier vehículo. Y es que –tal y como se indicó al inicio- todo estará copilado en el volante mediante un mecanismo de precisión integrado compuesto por un motor eléctrico y un sistema de desmultiplicación que añadirá o reducirá los giros de volante del conductor.

“La Dirección Adaptativa estará disponible en una gama selecta de vehículos a partir del año que viene. El sistema fue desarrollado para su fabricación en serie por Ford con Takata, un suministrador líder en sistemas de dirección y seguridad y socio de Ford”, ha informado la compañía.

Enhorabuena por esta propuesta de Ford en preocuparse por aplicar invenciones para el resguardo de sus clientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.