La tecnología cambia constantemente para hacernos la vida mucho más sencilla. Sin embargo, cuando se trata de dispositivos móviles, a veces estos cambios pueden conllevar un costo adicional, no solo monetario sino también cuanto a comodidad para los usuarios. Un ejemplo de esto tiene que ver con puerto de audio de 3.5 mm, el cual está a punto de morir, al menos en el caso de los smartphones.

Ya este cambio parecía ser inminente cuando en 2012 Apple lanzó el iPhone 5 con un nuevo conector que suplantaba al de 30 pines, utilizado por la marca desde 2013. Estamos hablando del puerto llamado Lightning, que se caracteriza por ser mucho más pequeño que el estándar USB, así como por tener una gran velocidad de transferencia de datos y por ser reversible. Esto último significa que el cable es igual en ambos extremos.

Apple siempre se ha caracterizado por tratar de diferenciarse de los demás fabricantes. No solo trabajan en crear dispositivos diferentes sino también accesorios y conectores especiales. Sin embargo, a pesar de que últimamente se ha rumorado que la compañía de Cupertino podría prescindir del jack de auriculares para reemplazarlo por el conector Lightning, otra empresa se le ha adelantado al cambio.

La sentencia de muerte del puerto de audio de 3.5 mm la ha presentado Motorola con el lanzamiento de sus nuevos equipos, el Moto Z y el Moto Z Force. Estos dos smartphones son los primeros terminales que no poseen el conocido agujero circular para conectar los auriculares.

En su lugar, los smartphones de Motorola incluyen el puerto USB-C. Este nuevo conector, basado en la especificación USB 3.1, tiene un tamaño parecido al Micro USB, pero tiene una forma distinta y al igual que el conector creado por Apple, Lightning, es reversible.

No obstante, más allá del hecho que habrá más de una forma de conectar estos cables a los puertos USB-C, la idea de este nuevo conector es que sea posible transmitir diversos tipos de señales tal como datos, audio, vídeo y energía. Con este nuevo puerto se pueden alcanzar velocidades de hasta 10 Gbps y una potencia de salida de 20V (100W) y 5A bidireccional.

Si bien es cierto que ya existen en el mercado auriculares que no utilizan el jack de audio, ya que se conectan a los dispositivos mediante Bluetooth, el estándar de conexión sigue siendo el puerto de 3.5mm. Sin embargo, con este cambio iniciado por Motorola será inevitable que los demás fabricantes sigan los mismos pasos. Lo más probable es que muy pronto veamos más smartphones con conectores USB-C, los cuales servirán no solo para cargarlos sino también para conectar los auriculares.

Compatibilidad, la desventaja de Lightning y del conector USB-C

Pasar del puerto de audio de 3.5mm a Lightning o USB-C traerá una grave consecuencia para los usuarios que tiene que ver con la compatibilidad. La mayoría de los accesorios actuales no están adaptados a este tipo de conectores, por lo que los usuarios no podrán utilizar sus viejos accesorios en los nuevos equipos a menos que utilicen un adaptador.

Sí, resulta que quienes quieran utilizar sus auriculares con jack 3.5mm en los dispositivos Motorola con puertos USB-C o en los equipos de Apple con conector Lightning deberán comprar un adaptador que les permita utilizarlos. Esto representa un problema para muchos usuarios ya que, al menos en el caso de Apple, deben comprar el accesorio de forma separada al equipo y este no es precisamente barato.

Sin embargo, el caso de Motorola es distinto. A diferencia de los equipos de Apple, el Moto Z y el Moto Z Force sí incluirá un adaptador en la caja para facilitar la conexión de auriculares con jack de 3.5mm.

Una nueva era para los fabricantes de auriculares

A medida que las compañías comiencen a incorporar en sus equipos el conector USB-C como reemplazo del jack de 3.5mm, los fabricantes de auriculares se verán obligados a construir dispositivos compatibles con las nuevas tecnologías, bien sea Lightning o USB-C. Pero estos auriculares, más allá de tener un cambio de diseño en cuanto al tipo de conexión del cable, deberán incorporar otra tecnología para que puedan funcionar en los nuevos dispositivos.

Los móviles son dispositivos digitales y los auriculares requieren entrada analógica. Para solucionar este problema, los equipos incorporan un convertidor analógico-digital (A/D) y un amplificador. Este dispositivo electrónico se encarga de convertir la señal binaria en ondas y el amplificador hace que estas ondas sean sonoras a través de un altavoz o de unos auriculares.

Ahora, con el cambio al puerto USB-C o Lightning para auriculares, el convertidor A/D y el amplificador quedarán relegados, aunque claro que aún se necesitará uno para el altavoz. Con este cambio, este componente ya no se incluirá en el equipo sino en el adaptador o en los auriculares con los nuevos puertos.

Para quienes están pensando en comprar auriculares, la mejor recomendación en este momento de transición es hacerse con un par que tenga conexión Bluetooth. La ventaja es que es tipo de dispositivo podrás usarlo con cualquier equipo sin importar el tipo puerto físico que utilice.

Sin embargo, no podemos obviar el hecho de que Lightning y en especial el USB-C son los conectores del futuro. Muy pronto veremos a otros equipos adoptar este estándar de puerto para todas sus conexiones, incluyendo el de audio, así como fabricantes crear auriculares con esta tecnología.

Y será así, porque más allá de la desventaja momentánea de la incompatibilidad con ciertos accesorios, este tipo de conexiones nos simplifican la vida al proporcionarnos una conectividad más versátil y potente. Por ello, aunque en un principio es natural la resistencia al cambio, al final terminaremos adaptándonos al nuevo tipo de conexión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.