“banner

El Ksafe es un frasco inteligente que proporciona motivación a las personas que deseen cambiar sus hábitos. Su funcionamiento es muy sencillo, basta con colocar en su interior un objeto “valioso” como un control remoto de la TV, una tablet, una caja de golosinas, etc. y mediante la app móvil Ksafe, establecer una meta o tarea que deba ser realizada. Solo si se cumple con lo prometido el frasco abrirá su tapa.

El obstáculo del frasco sellado y el logro de abrirlo son, en pocas palabras, el compromiso adquirido y la recompensa por las metas obtenidas. Con la aplicación móvil, el usuario tiene tres opciones de retos para cumplir: Metas de actividad física (una cifra de calorías para quemar por día, por ejemplo); Metas de ubicación (acudir al gimnasio, a casa de los padres, o a cualquier lugar cuya frecuencia de visita debería aumentarse) y Metas de tiempo (poner límite al uso de la televisión o algún dispositivo electrónico por un número específico de horas al día).

Muchos pudieran pensar que es fácil vulnerar la seguridad de esta innovación, pero el Ksafe no esta basado en la buena fe, ni en la confianza que tiene en su usuario. Si fuera así, sería muy sencillo romper con el “entrenamiento” motivador. El frasco está vinculado al GPS del móvil o de las prendas inteligentes que porte el usuario y así puede determinar si las metas han sido cumplidas. Los objetivos no son reversibles así que, solo si se cumplen, el frasco inteligente desbloqueará el acceso a su contenido, de lo contrario permanecerá sellado.

Frasco inteligente app

Si se trata de un estímulo para terceros, como los hijos por ejemplo, los padres podrán establecer una contraseña con la que estos últimos estarán en la capacidad de abrir el novedoso gadget, el cual por cierto estará disponible en blanco translúcido y opaco y negro opaco.

Hasta el momento, el dispositivo forma parte de un proyecto que busca financiación a través de KickStarter y aunque su campaña es reciente, ya lleva recaudados 30 mil de los 50.000 dólares que esperan obtener sus desarrolladores. Una vez que se lleve a cabo su lanzamiento, para finales de este año, el precio del Ksafe rondará los 69 dólares (por la compra de cinco frascos) y 89 dólares, la unidad.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.