Tal parece que no existe una navegación segura cuando estamos en Internet. Es probable que ya supieras que de alguna forma todo lo que haces en Internet queda registrado, pero ¿también sabías que hay datos a los cuales puede acceder cualquier web sin preguntarte?

Con el paso de los años los navegadores web se han convertido en aplicaciones cada vez más complejas para así poder ofrecer una mejor experiencia de usuario. Sin embargo, para lograr este objetivo estas herramientas deben tener acceso a muchos de nuestros datos, una información que al final queda expuesta en la web y que de alguna manera nos pone en riesgo.

Si alguna vez te has preguntado qué es lo que los navegadores saben de ti mientras estás en Internet, ya puedes saberlo con certeza. Cuando estás en la web, tu navegador y otras páginas -si hacen el trabajo correspondiente- pueden saber no solo el idioma que utilizas sino también tu localización exacta, si tienes abiertas tus cuentas en las redes sociales o incluso tu historial de navegación, entre muchas otras cosas.

Esta información ha sido revelada por Webkay, una herramienta creada por Robin Linus, un emprendedor y entusiasta de Javascript, que asegura haber creado la web como una demostración de toda la información que nuestros navegadores pueden saber de nosotros sin necesidad de preguntar o pedir permiso.

Una vez que ingresamos a esta herramienta, el sistema nos proporciona una serie de información sobre nosotros y nuestra navegación. Veamos qué es exactamente lo que conoce.

Localización

Nuestro navegador puede saber dónde estamos ubicados gracias a la utilización de la API de Google Geolocation. Claro que, debido a que la precisión de la localización depende del tipo de conexión y de la ubicación, siempre se trata de una aproximación, aunque igual así pueden rastrearnos de alguna forma. Para demostrar esto, la herramienta Webkay nos muestra un mapa con nuestra ubicación al momento de ingresar a su web.

Software

Nuestro navegador también conoce la información sobre el software que estamos utilizando para entrar a la web. Al ingresar a Webkay la web nos muestra los datos específicos sobre el navegador que estamos utilizando, así como la versión, los plugins y el sistema operativo que tenemos instalado.

En caso de que estés preguntándote en qué puede afectarte que alguien conozca esta información, debes saber que los piratas informáticos pueden utilizarla para llevar a cabo ataques maliciosos dirigidos.

Hardware

Cuando navegamos en la web, el sistema también puede saber todas las características del equipo que estás utilizando, desde el tipo de procesador y la GPU que tiene hasta la cantidad de batería que le queda al equipo.

Datos de conexión

Otro de los detalles a los cuales tiene acceso el navegador es a tus datos de conexión. Sí, resulta que así como los navegadores, cualquier web puede conocer tu IP pública o local, así como el nombre de tu proveedor de servicios. Y no solo esto, inclusive puede saber cuál es la velocidad de descarga que tienes y cuál fue la última página que visitaste.

Redes sociales

Los navegadores también tienen acceso a información relacionada con tus redes sociales. Estos pueden saber cuáles son las plataformas a las que te encuentras conectado al momento, es decir, si te mantienes logueado en ellas.

Algo que llama la atención de esto es que se trata de una vulnerabilidad conocida por las empresas desde hace tiempo, pero parece que no están interesadas en solucionarlas. Tanto Facebook/Instagram como Twitter han indicado que esta información no representa ningún riesgo para los usuarios.

Otros detalles

Adicionalmente, la herramienta Webkay también señala otros datos que pueden saberse de nosotros a través de los navegadores. Uno de ellos es el Click Jacking, un proceso mediante el cual un pirata informático aprovecha un fallo en alguna red social para engañar al usuario y así lograr que este facilite información personal a través de la suplantación de clics.

El navegador también puede conocer información oculta en nuestras imágenes. Es decir, cuando subimos alguna imagen a Internet, es probable que esta contenga metadatos EXIF que revelarán datos del dispositivo con el cual fue hecha la fotografía, así como la hora, fecha y ubicación de la toma.

Finalmente, los navegadores también son capaces de realizar escaneos completos de nuestra red local para buscar otros dispositivos conectados. Esta información puede ser usada para hacer ataques remotos.

Es mucha la información personal a la que los navegadores y otras páginas pueden acceder sin nuestro permiso, por ello ahora que lo sabemos es importante poner en práctica ciertas medidas para evitar que toda esta información sea accesible. Lógicamente no siempre podrás ocultarla toda, pero siempre es mejor estar un poco más alertas a lo que puede suceder.

Las cookies y el historial de navegación se almacena en el equipo para ofrecer una navegación más cómoda y sencilla, no obstante, esta acumulación de información puede ponerte en riesgo. Por ello lo mejor que puedes hacer es borrar estos datos regularmente, de manera que sea más difícil que alguien pueda seguirte en Internet.

Muchos de nosotros mantenemos abiertas las sesiones en nuestras redes sociales porque así es mucho más rápido acceder a ellas. Sin embargo, si quieres evitar que sepan demasiado de ti, lo más recomendable es que las cierres cuando no vayas a utilizarlas.

Pero quizá la mejor medida que puedes tomar y la que recomienda Webkay para prevenir casi todas estas filtraciones es NoScript. Esta es una extensión para Mozilla Firefox y también para otros navegadores basados en este que se encarga de bloquear la ejecución de Javascript, Java, Flash, así como de otros complementos en las páginas web, a excepción de las que el usuario identifique como seguras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.