“banner

banner_kaspersky

Seguramente te ha pasado que entraste a leer un contenido y luego como por arte de magia Facebook comenzó a recomendarte contenido de ese tipo, o quizás algún tipo de producto que buscaste en una tienda china como GearBest o AliExpres. Pues no se trata de ninguna brujería, sino de cómo haces para gestionar tus cookies.

Gestionar tus cookies es una tarea importante, porque aunque las páginas le utilizan para “acordarse de tus gustos” al guardarlas terminan por espiarte y es algo que muchos queremos evitar, porque incluso son una herramienta para los especialistas en marketing para monitorizar tu actividad en la red y permite a los anunciantes dirigirse a los usuarios con mucha precisión.

De acuerdo con Kaspersky Lab, las cookies hacen que la vida sea más sencilla, pero no son un elemento 100 por ciento positivo para todos los usuarios.


Este malware para Android se disfraza de actualización de Flash Player


Cómo gestionar tus cookies de manera eficiente

La principal recomendación para gestionar tus cookies es empezar por distinguir entre: cookies de origen y cookies de terceros:

  • Las cookies de origen no van más allá de su propia web, es decir que cuando sales de la web, ya no te sigue. También son suficientes para recordar tus preferencias en la web y mantener tu sesión iniciada de forma permanente.
  • Las cookies de terceros no están limitadas en ese sentido. Las de este tipo podrían ser de, por ejemplo, un anunciante que muestra anuncios en las webs que visitas. Saben que estuviste en Amazon.com comprando. Cuando visitas otra web, por ejemplo la de un periódico que tiene el mismo publicista, verás un anuncio sobre el mismo portátil que estabas viendo en Amazon, lo que sucede por ejemplo en Facebook.

El mayor inconveniente del segundo tipo de cookies es que la información no desaparece, sino que se acumula para formar una imagen completa del usuario que las entidades utilizan para sacar provecho, por lo que tienes que aprender a gestionar tus cookies de forma eficiente para evitarlo si te interesa tu privacidad.

Comprar y vender de forma segura en eBay

Gestionar tus cookies en Google Chrome

  • Haz clic en el menú desplegable de la parte superior derecha y selecciona Configuración
  • Selecciona mostrar configuración avanzada
  • Pulsa configuración de contenido.
  • En la sección Cookies, elige Conservar datos locales solo hasta que salgas del navegador.

Gestionar tus cookies en Mozilla Firefox

  • Haz clic en el menú de la esquina superior derecha y selecciona Opciones.
  • Elige Privacidad en el panel izquierdo.
  • Dentro de Historial, selecciona Usar una configuración personalizada para el historial del menú desplegable.
  • Selecciona Nunca en la opción Aceptar las cookies de terceras partes.
  • Por último establece Mantener hasta que con la opción cierre Firefox.

Gestionar tus cookies en Internet Explorer

  • Haz clic en el menú desplegable de la esquina superior derecha y selecciona Opciones de Internet.
  • En la pestaña Privacidad, haz clic en Avanzada.
  • Marca la casilla Sustituir la gestión automática de cookies
  • Elige Bloquear para las Cookies de terceros y pulsa la casilla Activar siempre las cookies de sesión.

Consejos para gestionar tus cookies de Kaspersky Lab

  1. Limpiar o eliminar las cookies. Nada tan sencillo como eliminar el historial de navegación y las cookies al acabar la sesión. Sin embargo, si somos olvidadizos o perezosos, existen soluciones que, previamente configuradas, pueden hacerlo por nosotros.
  2. Modificar los ajustes del navegador de tal manera que tengas el control sobre la información que rastrean las cookies. Accede a los ajustes de privacidad de tu navegador y configura sus opciones. Por ejemplo, Firefox y Safari ofrecen un mayor control sobre esa información.
  3. Usar los Add-Ons. Utilizando esta herramienta del navegador podremos gestionar las cookies de manera más específica e, incluso, activar sólo aquellas con las que queramos compartir nuestra información online.
  4. Compartir con moderación. Como en casi todo lo que ocurre en Internet y en la vida cotidiana, el sentido común es nuestro mejor aliado. Es conveniente no introducir datos personales en sitios donde las cookies puedan almacenarlos y hay que recordar siempre no dejar abierta ninguna cuenta o sesión.
  5. Protegerse. Tener instalada una buena solución de seguridad ayudará a gestionar tus cookies de manera eficiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.