La empresa CleanBayArea que se dedica al reciclaje, busca a la mujer mayor de 60 años y de piel blanca, quien en abril pasado dejó una caja que contenía una Apple-I, la primera computadora que fabricó la compañía de Steve Jobs. Y es que dicho ejemplar ha logrado venderse en US$200.000, y por políticas de la organización que opera en Sillicon Valley, a dicha fémina le toca el 50% de las ganancias recaudadas.

Según reportes, el propio vicepresidente de marketing de CleanBayArea, Viktor Gichun, había confesado que al ver el artilugio por primera vez no se imaginaron el valor que podría tener, por cuanto sus características son totalmente antagónicas con los ordenadores que hoy día se utilizan.

apple-i-steve-jobs-steve-wozniak-1976-cleanbayarea-video-2

En ese sentido, vale mencionar que la Apple-I (elaborada a mano por Steve Wozniak, uno de los fundadores de Apple) no tiene monitor y su cuerpo es de madera. Además, dispone de un plato en la parte de atrás del teclado y la palabra “Apple”. En cuanto a su precio -cuando salió a la venta en 1976- era de US$666,66. Solo se hicieron 200 ejemplares.

Hallazgo sorprendente

Tal y como se ha reseñado anteriormente, los responsables de CleanBayArea no estaban al tanto del valor de la Apple-I, por lo que decidieron hacer consultas en Internet y se toparon con que anteriormente otro de estos dispositivos había sido vendido por 200.000 billetes verdes.

Ante el hecho, emprendieron la búsqueda de un coleccionista, quien al ver el aparato preguntó el precio y sin tanta palabrería acordó la negociación que se cristalizó al día siguiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.