“banner

Telefónica y Vueling han anunciado que activarán el servicio vuelos con Internet y conectividad de Banda Ancha. Esto será posible, en principio, al viajar en el avión Airbus A320 de la aerolínea española, que contará con Wifi de alta velocidad, permitiendo descargas a 20 Mbps.

Los pasajeros podrán utilizar sus diferentes equipos electrónicos como smartphones, tablets, portátiles, etc., gracias a la disponibilidad de los satélites HTS, cuya tecnología se basa en la carga útil de muchos haces, de poca cobertura cada uno, pero que permiten aumentar la potencia en cada punto del haz y reutilizar las frecuencias como si se tratara de una red celular. Este procedimiento incrementa el rendimiento en el ancho de banda del satélite, haciéndolo 70 más efectivo que otros satélites comunes.

Los usuarios deberán pagar por el servicio, aunque las compañías aseguran que esto no desvelará el precio final del vuelo y será asequible para todos los pasajeros. Para tener acceso deberán conectarse a través de la página web de Vueling que además ofrecerá a los viajeros contenido para el entretenimiento.

¿Cómo hay Internet en el avión?

Para hacer posible el uso de Internet durante los vuelos es necesaria la instalación del sistema que, en primer lugar, se efectúa retirando los paneles del techo interior de la aeronave donde se colocan tres puntos de acceso inalámbrico (WAP) y que son los que proporcionan conectividad inalámbrica a los pasajeros. Otros equipos que se añaden son el WEB (Wireless Ethernet Bridge), WDU (Wireless Data Unit) y la fuente de alimentación de la antena (APSU: Antenna Power Supply Unit).

Además, bajo la cabina del piloto, específicamente en el compartimiento de aviónica se instala el modem satélite, encargado de enviar y recibir la señal de la antena y es el interfaz de los equipos de procesado de la señal en banda base.

Por otro lado, en la parte superior del fuselaje, se coloca la antena de banda Ka que se orienta mecánicamente para, mientras el avión vuela, situarse en la dirección correcta hacia el satélite y captar su señal para transmitirla al interior del avión, ofreciendo una conexión a internet que los pasajeros pueden utilizar tal como si estuvieran en tierra.

A la antena exterior se le coloca también una cúpula protectora rodeada por un carenado o revestimiento de duraluminio que conserva el diseño aerodinámico del avión y así no se afecta su funcionamiento.

Incluso para garantizar la seguridad del vuelo, todos los equipos deben ser calibrados con mucha precisión. Aunque ya fue anunciado, resta el permiso de las autoridades españolas para activar este tipo de vuelos con pasajeros abordo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.