En el tercer trimestre de su año fiscal, que va del 1 de abril al 30 de junio de 2015, Siemens registró unos ingresos de 18.844 millones de euros, lo que supone un incremento del 8% respecto al mismo periodo del año anterior.

“Esperamos mantener este ritmo y cerrar el año fiscal 2015 con sólidos resultados en el último trimestre”, declaró el presidente y CEO de Siemens, Joe Kaeser.

Los pedidos en este periodo aumentaron un 4%, hasta alcanzar los 19.858 millones de euros, con un ratio book-to-bill (que refleja la fortaleza del balance del Grupo) de 1,05. Si se excluye el efecto del tipo de cambio, la cifra descendió un 5%. En conjunto, la cartera total de negocios del grupo se eleva hasta los 110.000 millones de euros.

Por su parte, el beneficio neto de la empresa alcanzó los 1.376 millones de euros, un 1,6% inferior al del mismo periodo del año anterior, aunque el beneficio por acción sube desde los 1,62 a los 1,65 euros.

Por áreas de actividad cabe destacar un significativo pedido de 1.600 millones de euros en el negocio Mobility y el aumento de los pedidos en Healthcare, Energy Management, Digital Factory y Building Technologies.

La compañía continúa incrementado los gastos en las áreas de venta e I+D tal y como anunció hace unos meses, especialmente en las divisiones de Power & Gas y Digital Factory. Durante este trimestre, Siemens ha completado con éxito una emisión de bonos por importe de 7.100 millones de euros destinada a la financiación de la compra de la compañía estadounidense Dresser Rand, cuya integración se ha hecho ya efectiva en la división de Power & Gas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.