Si en los últimos tiempos las propuestas tanto en el ámbito de la robótica como en la impresión 3D han sorprendido hasta a los más escépticos, lo que a continuación se presenta podría marcar un hito histórico, ya que conjuga a ambas innovaciones en un proyecto ambicioso: la construcción de un puente sobre un canal de Amsterdam.

Esta iniciativa, en manos de la start-up holandesa de ingeniería civil MX3D, se basa en la utilización de impresoras robóticas –específicamente creadas para este proyecto- capaces de esculpir estructuras 3D en acero y sin límite de tamaño.

En lo que respecta a las características de los artilugios en cuestión –operados mediante un programa inteligente- se ha conocido que disponen de brazos largos, pueden calentar el metal a 1500°C para soldarlo y montar la estructura gota a gota, mientras se desplazan de un lado al otro sin necesidad de andamiaje, por cuanto el propio robot se vale de un soporte que él mismo imprime.

Este-robot-imprimirá-un-puente-de-acero-en-Amsterdam-2

Ahora bien, con respecto al puente, es diseño de Joris Laarman y será construido usando un nuevo software de Autodesk, junto a la participación de la empresa constructora Heijmans, y el apoyo de otras organizaciones privadas y públicas, como, Air Liquide, ABB, STV, Delcam, Dentro, Lenovo, TU Delft, AMS y Ayuntamiento de Amsterdam.

Es menester reseñar que próximamente será anunciada la zona de construcción. Se prevé comenzar la obra en septiembre de este año con visión a ser culminada a mediados de 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.