Los minihackers están a la vuelta de la esquina y este caso es la prueba de ello, pues resulta que un niño de tan solo siete años de edad logró burlar el control parental de un iPhone, el de su papá para ser más específicos.

El padre, confiando en el sistema de Apple, descubrió que su hijo pasaba más tiempo en las aplicaciones del móvil de las que debía pasar y, en vez de perder tiempo averiguándolo, le preguntó directamente a su hijo y este, sin tapujos, le contó exactamente cómo lo hizo.


Te puede interesar:
Cuándo desbloquear un iPhone es un asunto de seguridad o justicia


 

La explicación, paso por paso, la dio el padre en Reddit. En líneas generales, el pequeño hacker eliminaba la aplicación abierta (en este caso un juego) cuando le llegaba la alerta para terminar de usar el iPhone y la descargaba de nuevo. De esta forma podía burlar el control parental del iPhone de su papá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.