El objetivo de todas las empresas de tecnología es llevar sus dispositivos a todos los rincones del planeta y llegar a todas las personas, especialmente a las que no pueden pagar altos precios por estos.

Es por esta razón que se están implementando nuevos dispositivos con precios accesibles como Keepod, una especie de memoria USB capaz de almacenar un sistema operativo Android 4.4, y en el que el usuario puede descargar su escritorio y demás archivos de forma segura en cualquier ordenador, con un costo de apenas 7 dólares.

En tan sólo seis semanas desde su lanzamiento, el Keepod ha logrado reunir más de 40 mil dólares en fondos para ofrecer tecnología de bajo costo a los dos tercios de la población mundial que no tienen acceso a un ordenador.

Nissan Bahar y Franky Imbesi, los creadores de esta memoria USB aseguran que puede convertir cualquier ordenador en un dispositivo personal, gracias a un sistema operativo que puede ejecutarse y a una memoria de 8 GB con la que el usuario puede guardar sus configuraciones personales, su escritorio, archivos, y tenerlos siempre a la mano.

El campo de pruebas de este nuevo dispositivo será Nairobi en Kenia, población con un nivel de pobreza extremo, en la que los habitantes ganan dos dólares al día en intensas jornadas laborales. Los creadores pretenden llegar a estos sectores que no tienen posibilidad de tener o acceder a un ordenador o a Internet, incluyéndolos en las nuevas tecnologías, y así no estar aislados del resto del mundo.

¿Cómo funciona?

El dispositivo permite que se reutilicen los ordenadores viejos, evita la saturación de los ordenadores usados por muchas personas, y hace que el usuario tenga en sus manos un ordenador personal con sus archivos y configuración.

Para esto es necesario establecer una clave para utilizarlo en cualquier PC, una vez que se ejecuta en este sin dejar rastros, se puede visualizar la información del propietario. Cada unidad puede recordar la configuración del escritorio hasta las páginas visitadas en Internet por el usuario.

Y si se le infecta la unidad con un virus, no será capaz de contagiar a la computadora, y por lo tanto no afectará a otros usuarios. Uno de sus creadores afirmó:

“Esto hace posible que cualquiera con un Keepod pueda usar cualquier computadora y tener la misma experiencia” (…) “Cada niño verá sus propios archivos y aplicaciones aparecer exactamente de la misma forma cada vez, sin necesidad de recordar todos las claves”.

Se espera que unas 150 mil personas aproximadamente utilicen el Keepod en Kenia, para esto sus creadores se asociaron con LivInSlums que opera en Mathare y es una organización privada que ayudará a distribuir las memorias a estudiantes y personal de diferentes programas de ayudas educativas.

Keepod no se trata de una tecnología para generar ganancias a sus desarrolladores, sino para brindar bienestar social, es un dispositivo creado para que los sectores más pobres no sean marginados por la sociedad y formen parte de los avances tecnológicos; la idea es que pueda llegar a autofinanciarse.

Por tanto, los trabajadores de esas localidades podrían adquirir el Keepod, instalar el sistema operativo con algunas aplicaciones y revenderlo para obtener una ganancia. Esto evidencia que se está creando tecnología consciente del contexto social en el que se vive actualmente, y se persigue el bienestar o bien común de aquellos que no tienen posibilidades de acceder a los dispositivos de información y comunicación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.