En España, el transporte urbano e interurbano abarca un 70% de los desplazamientos de viajeros y las empresas de este sector buscan atraer a más usuarios, sin aumentar sus infraestructuras y flotas. Según, el grupo alemán, especialista en tarjeta de chips y sistemas de seguridad móvil, Giesecke & Devrient (G&D), esto es posible mediante la implementación total del pago móvil en los sistemas de transporte público, hecho que podría ser una realidad, en tan solo dos años.

Portavoces de G&D, señalan que la empresa ha iniciado la comercialización, en nuestro país, de una nueva generación de soluciones de pago y billetes electrónicos, que permiten la cancelación del servicio del transporte público a través smartphones, tarjetas contacless o tarjetas bancarias con apps de transporte.

Este procedimiento tecnológico e innovador ha sido probado por la oriunda de Múnich en varias ciudades del mundo, entre ellas Washington, Chicago, Pekín y países como India y Australia. Además ya ha sido usado en la península, en el Consorcio de Transportes de Bizkaia.

Los germanos estiman que en dos años, los viajeros habrán dejado atrás los billetes en papel o similares y utilizarán para viajar tarjetas sin contacto, tarjetas bancarias con apps de transporte integradas o sus smartphones, siendo estos últimos la principal opción.

El móvil servirá además como un “asistente de viaje personal”, ya que con él, el usuario podrá enterarse en tiempo real de los horarios, ofertas, planes de ruta, precios y hasta eventos de interés que estén disponibles durante el trayecto.

El empleo de esta tecnología, en opinión de G&D, incrementará la capacidad del transporte público entre el 10 y el 50% y eliminará los cuellos de botella en los puntos de venta y acceso además de acelerar el proceso de gestión y realización de los viajes, lo que trae un ahorro de tiempo para los clientes.

transporte publico 2

Ventajas del negocio

Fuentes de la alemana han afirmado que “los sistemas de billetes y pago de G&D aportan a las empresas del sector una importante cantidad de datos útiles para mejorar su servicio. Éstos servirán, por ejemplo, para acomodar, en tiempo real, la frecuencia del transporte a la demanda u ofrecer sistemas automatizados y personalizados de facturación (pago por uso) que garanticen siempre al pasajero la tarifa más barata”.

“Las tarjetas sin contacto de G&D son las únicas del mercado que ofrecen un ciclo de vida útil de más de 5 años y reducen drásticamente los riesgos de fallos en puntos de venta y entradas, así como los costes de mantenimiento de éstos equipamientos”.

Por su parte, el director comercial y de marketing de G&D en España, David González, ha explicado que la idea es ayudar al sector transporte a “aumentar su capacidad, reducir sus costes fijos, desarrollar nuevos servicios complementarios de valor añadido para aumentar sus ingresos y ofrecer sistemas de precios y entornos de uso personalizados y adaptados a cada tipo de viajero, incluso de manera individualizada”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.