Los ordenadores son una de las herramientas más cómodas para trabajar en cualquier parte: los puedes llevar dónde quieras y trabajar cuándo necesites. Son cada vez más resistentes, pero la verdad es que tienen componentes como las pantallas, que pueden ser delicados. Si se presenta un daño, ¿sabrías cómo cambiar una pantalla para portátil? A continuación, te daremos las pautas paso por paso.

Ya sea por rotura, grieta o algún error de imagen en la pantalla, la buena noticia es que es posible resolver ese problema con la colocación de una pieza nueva sin ayuda de un técnico. Así se evitará desechar por completo un equipo que aún tiene provecho. ¡Toma nota!

[Toc]

¿Qué hacer antes de cambiar la pantalla?

Lo primero que debe hacerse es localizar la pantalla de reemplazo. Para que dicha sustitución sea realmente satisfactoria, lo mejor será realizar una buena inversión en una tienda online como JVS Informática que venden recambios para portátiles. Además, en caso de necesitar otros repuestos o piezas para portátiles, allí se podrá acceder a un amplio catálogo de opciones con una excelente variedad de precios y diversidad de marcas para llevar a cabo una sustitución adecuada del panel.

Importante: En caso que no quieras hacer el cambio de pantalla tú mismo, tienes opciones de acudir a tiendas como la mencionada, que ofrece el servicio técnico, por un coste de 49,90 euros con IVA incluido. Explican en su Web que en este precio también está incluida la recogida y entrega del portátil, y además cuentas con un seguro a todo riesgo, así que solo tendrás que asumir el coste de la pantalla correspondiente y olvidarte de preocupaciones.

Sin embargo, si has decidido hacer el cambio tú mismo, sigue leyendo porque te explicamos paso a paso cómo proceder.

Paso a paso para sustituir la pantalla de un portátil

Paso 1

Realizar el procedimiento en un área de trabajo que brinde estabilidad y disponer de todas las herramientas necesarias, como es el caso de un destornillador mediano, una aguja para eliminar el pegamento de la tapa, un cuchillo de plástico o elemento fino que no cause rasguños a la carcasa.

También será necesario un recipiente pequeño para almacenar las piezas que se extraigan del ordenador y así evitar pérdidas.

Paso 2

Supervisar que el portátil no se encuentre conectado a ningún adaptador de corriente, y, para anteponerse a cualquier peligro, se recomienda retirar la batería en caso de que sea extraíble.

Ahora se procederá a quitar las pegatinas o parches que se ubican en el marco de la pantalla, los cuales dan acceso a los tornillos. Con la aguja se podrán desplazar sutilmente, sin afectar al adhesivo, para posteriormente volverlas a colocar y ocultar los tornillos de la pantalla.

Paso 3

Utilizar el destornillador para retirar los tornillos poco a poco. Una vez se hayan aflojado todos, se procederá a quitar suavemente el bisel de la zona posterior a la carcasa de la pantalla.

Es posible que este paso requiera de más fuerza, ya que el bisel suele estar fijado con mayor fuerza a través de broches plásticos. Sin embargo, no debería costar demasiado.

Cuando el bisel se haya movido por completo, entonces se visualizará la pantalla anexada a un marco de metal, tanto del lado izquierdo como del derecho. Nuevamente habrá que retirar otros tornillos alojados en la zona superior o en los laterales.

Paso 4

Levantar el marco y colocar la pantalla de manera boca abajo hacia el teclado. Es importante no forzar el cable de vídeo que se mantiene conectado en la parte posterior de dicha pantalla en la mayoría de los casos.

Pero sí se deberá desconectar con cuidado, aunque haya que realizar un poco de fuerza para sustraerlo por completo, teniendo en cuenta que parte del cableado está adherido con adhesivo en la parte trasera de la pantalla.

Paso 5

Colocar la pantalla nueva, ya que en este paso se tendrá la pantalla defectuosa despegada. Esta pantalla nueva se colocará boca abajo, tal como quedó la anterior en el momento de desmontarla.

Seguidamente, se conectará el cable de vídeo hacia el conector y cualquier otro precinto que se haya desajustado en el desmontaje previo.

Lo siguiente es colocar hacia arriba la pantalla nueva, específicamente sobre el marco. Con esto se procederá a retomar los tornillos para instalarlos en el marco, como se realizó antes.

Paso 6

Colocar el bisel, por lo que únicamente habrá que alinearlo y compenetrar los broches internos de presión que suelen tener estos portátiles, para lograr la debida adhesión de la pantalla. Una vez esté bien insertado el bisel, entonces se podrán agregar los tornillos.

Y por último, pero no menos importante, incorporar nuevamente las pegatinas o parches que resguardan los tornillos del portátil para dar por finalizado la sustitución de la pantalla.

Con este paso a paso ya tendrás una noción básica para decirle adiós a esa pantalla rota o dañada del portátil desde casa. Y sin la ayuda de un técnico. Así que solo queda preguntar: ¿estás listo para sustituir la pantalla de tu portátil?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.