Sony ha estado trabajando para hacer que sus juegos de PlayStation 4 sean cada vez más inmersivos y como muestra de ello la compañía presentó durante la Conferencia de desarrolladores de videojuegos de San Francisco (Game Developers Conference) , un nuevo casco de realidad virtual llamado Project Morpheus, un prototipo similar en apariencia a la versión anterior lanzada el año pasado.

A diferencia de su predecesor, Morpheus tiene una pantalla OLED de 5,7 pulgadas y una resolución de 1920 x 1080 píxeles, con lo que se logra ofrecer un campo de visión de hasta 100 grados. Además de esto, con esta nueva versión, Sony logra duplicar la tasa de refresco que puede alcanzar los 120 fps (fotogramas por segundo), lo que creará entornos más realistas. El casco tendrá un total de nueve LEDs, los cuales ayudarán a mejorar el seguimiento de la posición de la pantalla en 360 grados para que, cuando los jugadores se muevan, los gráficos cambien con un mínimo de latencia.

“Con las funciones técnicas que cumple el nuevo prototipo, estamos todavía más cerca de alcanzar nuestro objetivo de una nueva experiencia de juego en la PS4 y aportar a los jugadores una verdadera sensación de presencia”, dijo Shuhei Yoshida, presidente de Sony Computer Entertainement.

Morpheus está diseñado como una complemento del PlayStation 4, la exitosa cónsola de videojuegos de Sony de la cual se han vendido más de 20 millones de unidades en todo el mundo. Este nuevo prototipo, que será lanzado el año que viene, llegará al mercado para competir con otros sistemas de realidad virtual como el Oculus Rift, el Samsung Gear VR y el recientemente anunciado HTC Vive.